(Page) 28

(Page) 28

Así que les invito a que juntos contemplemos la Cruz, cuando pensemos acerca del propósito de Dios en nuestro sufrimiento. FIN DEL VIDEO CONTINUACIO...

254KB Sizes 0 Downloads 13 Views

Recommend Documents

(Page) 28
llegue, se va a caer. Su vida de derrumbará eternamente en grande ruina. Esto es enorme. Este es el evangelio de la vida

(Page) 28
Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá. Lo temerán ....

Formulaires obligatoires page 23 à 28
A retourner à Urbaccess. Fax : 04 37 64 16 53 ... Attention, dans le cadre du respect de la charte graphique et des cod

28
PLATAFORMA DE AVIACION COMERCIAL/. COMMERCIAL AVIATION APRON. RESISTENCIA / STRENGHT. 42 F/B/W/T ASFALTO / ASPHALT. ' 1.

28
Industrial Superior Regular 8—2 8 3,171.27. Industrial Superior Malo 8—3 S 2,613.79. Industrial .... Fraccionamiento ind

28
Proporcionar información a los usuarios para que protejan sus sistemas de información contra amenazas y vulnerabilidades

Page 1 Page 2 Page 3 Page 4 24. - 25. – 26. - 27. - 28. -- 29. – 30
Berlin, Vorhutverlag 1934. Klingbeil (General), – Der Vormarsch der deutschen I Armee lāngs der hollāndisch-bel- gis

28 oct
Page 1. Page 2. 26. 4 — А. А. д. 42- ). 70.42, Атау ff. Page 3.

28 oct
1 0 FID.R E | G E N B R A IL N° II9 : Etat-Major =: ,. º, « Ces () ={} = C - | }. : : : : : : : : . {{I ,. | –. | |

fls. 28
"Um terreno denominado lote 07 da quadra "C" do conjunto Habitacional de. Interesse Social Alvorada I, com frente para a

Así que les invito a que juntos contemplemos la Cruz, cuando pensemos acerca del propósito de Dios en nuestro sufrimiento.

FIN DEL VIDEO

CONTINUACION AUDIO: Sé que hay personas que no conocen el propósito de Dios en el sufrimiento, porque no conoce la Cruz y su realidad para su vida. Y aparte de la Cruz, el sufrimiento no tiene sentido. Es sin sentido fuera de la Cruz. Pero con la Cruz toma sentido y la realidad es, quiero que escuche esto, el Dios del universo vertió el sufrimiento en Su Hijo, Jesucristo. Todos los efectos de tu pecado en Su Hijo, de manera que tú seas liberado del pecado, y liberado de los efectos del sufrimiento por toda la eternidad. Que puedas conocer a Dios al final del sufrimiento. Que puedas tener una relación con Dios y tener la esperanza de no más pecado o llanto, o enfermedad o dolor un día. Quiero invitarte, si nunca has confiado en Jesús, confiado en la Cruz, entonces te quiero invitar a decir en tu corazón por primera vez esta noche. “Yo confío en Jesús. Confío en Jesús y en la obra de la Cruz para perdonarme de mis pecados, para limpiarme de mis pecados y darme vida, vida eterna” quiero instarte que hagas eso, confiar en El, no renuncies a otro segundo sin confiar en El. Si por alguna razón no estás al nivel decisivo para hacer eso, y no has confiado en Jesús de esa manera, quiero que sepas que no podemos hacer nada sin Cristo y El es la razón detrás de todo lo que pasa en nuestras vidas. Y para aquellos que han confiado en Cristo, que conocen a Cristo, especialmente si estás pasando por algún tipo de sufrimiento, pero si aún no lo estas, quiero invitarte a que consideres el propósito de Dios en el sufrimiento de Su Hijo y traigan eso para llevarlo en lo que Dios quizás está haciendo en tu vida en la medida en que atraviesas el sufrimiento esta noche. Padre, te adoramos, por Tú propósito en el sufrimiento. Te adoramos por Tu propósito en la Cruz y te adoramos por la razón que tenemos para celebrar el resultado de eso. Padre, oro por esas personas que por primera vez confiarán en Jesús. Confiar en Su vida, Su muerte y Su resurrección. Padre oro que encontrarás nuestra fe, que Tu revelarás Tu gloria y nos enseñarás a depender de ti. Que nos traerás al arrepentimiento y a renunciar a todos nuestros pecados, y Dios, que Tu no traigas al punto en donde esperamos por Ti como nuestra recompensa más que cualquier otra cosa. Dios vislúmbranos de Tu propósito en la Cruz y tráela para llevarla, oramos en Tu propósito en nuestras vidas, especialmente mientras caminamos a través del sufrimiento, en el nombre de Jesús, Amén.

Página (Page) 28

Y había una dama en esa clase que estaba estudiando consejería en el seminario, hermosa dama que, el primer día, mientras compartía lo que había pasado en mi vida recientemente, ella dijo, “David, quisiera que supieras lo que me pasó recientemente” Ella tenía dos hijas, si recuerdo correctamente, y algunos años antes, no recuerdo exactamente la franja de tiempo, pero alrededor de dos años antes, su esposo salió de cacería con uno de sus amigos, ellos habían estado sentados en un bote en medio del agua, su esposo estaba sentado en frente del bote y el amigo en la parte trasera. Acortando la historia, su esposo se levantó cuando su amigo estaba apuntando su arma y su esposo terminó siendo disparado y muerto accidentalmente en ese bote. Y ella compartió esa historia conmigo, con nosotros, y no puedo decirles lo alentador que fue durante ese semestre basado en lo que ella había pasado. Sin embargo, recuerdo que el último día nos encontramos en este semestre, y durante todo el semestre cada uno de los estudiantes había tenido una oportunidad de profundizar y básicamente compartir su jornada de fe. Y ella fue la última del grupo, y ella compartió su jornada de fe, habló sobre cuál fue su relación con su esposo, una gran relación con su esposo llevándole al ese tiempo de cómo ellos habían pasado momentos difíciles los últimos años. Pero cuando ella dijo esas palabras, nunca olvidaré lo que ella dijo. Nos miró y dijo: “Bueno la conclusión a la cual he llegado hoy es esta, ha valido la pena perder a mi esposo para conocer lo que conozco acerca de Dios hoy” Qué declaración. Les voy a ser sincero, escuche eso y pensé, no creo que he llegado a ese punto. ¿Cómo se puede decir algo así? ¿Cómo dices algo así? La única forma en que puedes decir esto es si Dios es el objetivo de tu salvación, y ni aún los mejores tesoros que este mundo tiene que ofrecer, solo si Dios es la meta de tu salvación y el evangelio está en el centro de tu corazón. Usted dirá, ¿Qué quieres decir con eso, qué tiene que ver el evangelio con eso? Usted no puede decir eso de verdad sin el evangelio, y aquí el por qué. Los voy a llevar a Isaías 53:5, “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados” verso 10 “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo”, esté atento, esto es en la Cruz. “Con todo eso, Jehová quiso quebrantarlo, sujetándole a padecimiento” no pase esto por alto lo que dice después de eso en Isaías 53, dice: “Verá el fruto de la aflicción de su alma”, hablando de Jesús “y quedará satisfecho” Luego del sufrimiento de nuestra alma, veremos la luz y estaremos satisfechos. Esta es la imagen de la Cruz. El sufrimiento no es el objetivo, el objetivo no es el sufrimiento, Dios es el objetivo. Cuando caminamos a través del sufrimiento, es difícil y doloroso, hiriente, como se siente así es. Lágrimas que son derramadas en medio de él, pero usted sabe que por el poder de Cristo y la Cruz, el sufrimiento que el pasó, que pudieras tener en la vida al final nuestro sufrimiento no es muerte, el final de nuestro sufrimiento no es el dolor, el final de nuestro sufrimiento no es el llanto y el final de nuestro sufrimiento no es tener cosas mejor. El final de nuestro sufrimiento es Dios y veremos Su luz y estaremos satisfechos en El. Ese es el evangelio relacionado al propósito de Dios en el sufrimiento. Malcom Muggeridge lo dijo mejor. El dijo, “contrario a lo que pudiera esperarse, veo hacia atrás en las experiencias que en el momento parecían especialmente desoladoras y dolorosas, con una satisfacción particular verdadera, puedo decir honéstame que todo lo que he aprendido en 75 en este mundo, todo lo que realmente he crecido y ha iluminado mi existencia ha sido a través de la aflicción y no a través de la alegría. Esto, por supuesto, es lo que significa la Cruz y es la Cruz más que cualquier otra cosa que se ha llamado inexorable para Cristo” J.I. Packer dijo: “Es, a menudo el caso como todos los santos que conozco , que la comunidad con el Padre y el Hijo es más vivida y dulce, y el gozo del cristiano es mayor cuando la Cruz es más pesada”.

Página (Page) 27

Cuando las cosas salen mal de las cuales tú, necesariamente no fuiste el perpetrador, no lo merecías, cuando un niño nace con algún tipo de deformidad que causa tal dolor, cuando un estudiante muere de manera repentina, es muerto trágicamente, cuando pasas por una férrea prueba, cuando algo sale mal en tu vida, que nunca hubieses imaginado que te pasaran y que no hiciste nada para merecerlo, en esa circunstancias, permite que ese sufrimiento y todos sus efectos, y el dolor de ese sufrimiento te lleven a odiar el pecado, para que a la larga seas libertado del pecado. Permite que te lleve en esta vida hacia Cristo, y al evangelio y digas “quiero ser liberado del pecado, no el pecado que causo esto, sino el pecado en el mundo. Lo odio, renuncio a él y me arrepiento de cualquier cosa en la vida que tenga que ver con él”. Ve la imagen aquí, Dios utiliza el sufrimiento para guiarnos, enseñarnos a arrepentirnos del pecado y renunciar a él en nuestras vidas, de manera que no prefiramos el mal por la aflicción. Permítele que cause en ti el odiar el pecado lo más que puedas. Dios utiliza el sufrimiento en estas formas, multifacético, para refinar nuestra fe, revelar Su gloria, enseñarnos a depender de El, y para mostrarnos que necesitamos arrepentirnos y renunciar a todo el pecado en nuestras vidas. Sin embargo, se resume a esto, y aquí es donde Eliú cierra su discurso. “Dios utiliza el sufrimiento para guiarnos a nuestra recompensa en El”. Nos dirige a nuestra recompensa en El. Vea el capítulo 37 conmigo, en el verso 21, lo vamos a leer algunas veces, al menos diferentes partes, y luego combinarlo todo. El llega al fina y él dice esto “Mas ahora ya no se puede mirar la luz esplendente en los cielos, Luego que pasa el viento y los limpia, Viniendo de la parte del norte la dorada claridad. En Dios hay una majestad terrible El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá. Lo temerán por tanto los hombres; El no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio”. ¿Notó eso? Usted no puede ver el sol, es demasiado brillante cuando el cielo está despejado, y del norte, Dios viene en dorada claridad, el viene en asombrosa majestad. La forma en que Eliú resume todo este discurso es diciendo, Job, mira el esplendor de Dios en majestad y en gran justicia, y la imagen que nos está dando aquí es el fin den nuestro sufrimiento, el objetivo de nuestro sufrimiento, el propósito de nuestro sufrimiento, la recompensa de nuestro sufrimiento, es la gloria de Dios como nuestra recompensa. Lo vemos más claro, más majestuoso como resultado del sufrimiento. Nuestra recompensa en el sufrimiento, por favor no pierda esto, nuestra recompensa en el sufrimiento no es que todo llegue a la normalidad, el punto donde está bien. Nuestra recompensa en el sufrimiento no es todo el dolor que hemos luchado de manera sutil se vaya. Nuestra recompensa en el sufrimiento es Dios, es Dios. Les recuerdo, este es el evangelio. El evangelio significa que no queremos cosas materiales, queremos a Dios, queremos más y más y más de Dios, no confianza, no seguridad, no resguardo, no un contentamiento con las cosas de este mundo; queremos a Dios. El es nuestro tesoro. El es nuestra recompensa y si el sufrimiento es un medio por el cual podemos conocerle más, entonces abracémoslo, es un medio para nuestra recompensa, nuestra completa recompensa. Permítanme darle una imagen práctica de esto. Cuando empecé a enseñar en el seminario en Nueva Orleans, mi primer semestre enseñando empezó una semana y media después de la muerte de mi padre, y obviamente fue un tiempo de bastante sensibilidad en mi vida, y mientras empezaba mi clase, una semana después de haber predicado en su funeral, solo una semana luego de haber predicado en su funeral. Y estaba enseñando una clase en particular, fue la clase de disciplinas espirituales, lo que significaba que era un grupo pequeño, de alrededor de 8 personas sentadas alrededor de una mesa hablando durante el semestre sobre disciplinas espirituales.

Página (Page) 26

escuchen el verso 21 “Guárdate, no te vuelvas a la iniquidad; - Job, Pues ésta escogiste más bien que la aflicción”. Ahora, recuerden que Eliú no está diciendo, Job eres malvado y es por esto que estas pasando todo este sufrimiento. Al mismo tiempo, de un paso atrás por un momento y piense sobre esta imagen y las Santas Escrituras, y lo que hemos visto los últimos meses, mientras hemos visto el evangelio. Hemos hablado los últimos meses sobre la naturaleza, cuando hablábamos sobre los desastres naturales, hablamos sobre la moral maligna, y la naturaleza maligna en el mundo. Hablamos sobre moral maligna, violencia, asesinato, disparos en las escuelas, las lenguas calumniadoras o chisme, evidencia de moral maligna a nuestro alrededor en este mundo. Luego hablamos sobre la maldad de la naturaleza, tsunamis, tornados, terremotos, y ciclones, imágenes de la maldad de la naturaleza. Ahora, hablamos de cómo la maldad en el mundo, moral y natural al final ¿vuelve a? la entrada del pecado en el mundo. En Génesis 3, justo volviendo a principio de la historia, todo está bien, en Génesis 1 y 2, muy bien. El pecado entra al mundo, un pecado. Romanos 5 dice que un pecado trajo condenación a todos los hombres, y la imagen es esta, como resultado de ese único pecado, todos tenemos los efectos del pecado que vemos en el mundo hoy, y hablamos sobre esto. La gravedad de un pecado, toda la oral maligna que hemos visto, el holocausto, genocidio, los desastres naturales y los tsunamis que han barrido un cuarto de millón de personas en una noche, todas estas imágenes son el resultado de un pecado. La realidad es que hemos cometido miles de pecados en esta sala, la gravedad del pecado es real en las Escrituras. Todas estas cosas salieron de un pecado. La imagen es la siguiente, cuando Job está caminando a través del sufrimiento y él ve estos desastres que vienen sobre su familia, ellos pudieran no ser la consecuencia directa, Dios diciendo, as pecado de esta manera, Job, por lo tanto, esto es lo que voy a traer. Al mismo tiempo, existe una relación aquí entre el sufrimiento que Job ha visto, el pecado, los efectos y consecuencia del pecado en el mundo. Y lo que Eliú está diciendo es, Job, deja que tu sufrimiento, tu experiencia de las consecuencias del pecado te aparten del pecado no hacia él. Quiero que piense en esto de forma práctica, quizás cuando estas pasando a través del sufrimiento que no es debido, no es atribuible a algún pecado en específico en tu vida, quizás algo le pasa a tu familia, tu hijo, quizás algo te pase a ti, quizás fuiste abusado en alguna forma, lo que sea que haya sido, daño, maltrato, o alguien más, en alguna forma que ellos son inocentes o tu eres inocente en algún sentido, no es atribuible a algún pecado en tu vida, lo que Eliú está diciendo es que deja que tu sufrimiento, aun no sea atribuible a algún pecado en tu vida, permite que el eso te lleve a odiar el pecado más y arrepentirte de cualquier y todo pecado en tu vida y a renunciar al pecado en tu vida de manera que puedas ser libertado del pecado en tu vida. Permítele al sufrimiento y todos sus efectos y severidad y al dolor que causa, permite que cause en ti el odio rotundo al pecado. Nueva Orleans, casa bajo el agua, no creo, al menos desde mi perspectiva, al día de hoy, no pienso que eso fue causado por algún pecado en específico que haya cometido que causó que nuestra casa y el resto de las casas en Nueva Orleans se hayan inundado, pero si Heather y yo caminamos a través de ese proceso, en donde perdimos todas nuestras cosas en este mundo, caminamos a través de ese proceso y no odiamos el pecado, más de lo que hacíamos antes, entonces hemos perdido parte del diseño de Dios para nosotros en ese sufrimiento. Tú, que has caminado a través del cáncer, si tu tratas el pecado como una casualidad luego del cáncer como lo hacías antes entonces has perdido el parte del diseño de Dios para tu cáncer.

Página (Page) 25

vidas, igual como lo vemos en el sufrimiento de Su Hijo. Dios utiliza el sufrimiento para refinar nuestra fe y segundo para revelar Su gloria. Tercero, nos moveremos rápidamente en estos próximos bien rápido. Dios utiliza el sufrimiento para alcanzarnos, para que dependamos de El. Eliú, cuando él habla, vaya al capítulo 34:13, cuando Eliú habla, y hace esto un par de veces, capítulo 32:8, capítulo 33:4 y luego aquí, él usa esta frase para hablar sobre cómo somos dependientes de Dios. El es dependiente de Dios por respirar. Somos dependientes de Dios por todo, por nuestro mismo aliento. Veal el verso 13 del Capítulo 34 “¿Quién visitó por él la tierra?” Hablando de Dios. “¿Y quién puso? Dios, ¿en orden todo el mundo? Si él pusiese sobre el hombre su corazón, Y recogiese así su espíritu y su aliento, Toda carne perecería juntamente, Y el hombre volvería al polvo”. Eliú diciéndole a Job, no olvide, cuando esté caminando a través del sufrimiento, no olvide que cada aliento que tiene, cada cosa que tienes viene de Dios. Todo lo que eres, todo sobre ti depende de Dios. Dependes de El para todo, punto, todo. Es por esto que la semana pasada cuando hablábamos sobre John Brokaw y Gwen Borbst y las batallas que ellos tuvieron con el cáncer, y hablábamos sobre cómo su confianza no venía de los pronósticos y diagnósticos, de las probabilidades, los porcentajes de supervivencia, las oportunidades que tenían, el tiempo que algunos decían que vivieran. Su confianza no provenía de ahí. Respetamos, respetamos grandemente cada profesional de la medicina, cada médico, enfermera, que es un instrumento en las Manos de Dios, cuidando nuestros cuerpos, y adoramos a Dios por sus talentos y habilidades que están representadas en ellos, en usted, si usted cae dentro de esa categoría. Sin embargo, la realidad es que no confiamos en doctores, no confiamos en porcentajes o chances de supervivencia. No confiamos en diagnósticos o pronósticos. “Algunos confían en carros, otros en caballos, otros confían en cosas que este mundo puede ofrecer. Nosotros confiamos en el nombre del Señor, nuestro Dios. Todo lo que tenemos depende de El y si El decide que vivamos, viviéremos. Si El decide que muramos, moriremos. En 2da Corintios 1:8-9, Pablo dice: “Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte”, ¿Por qué?, “para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos” y el sufrimiento es un recordatorio de humildad para cada uno de nosotros, de que la única razón por la cual tenemos salud en este momento es porque Dios nos la da, y la razón por la cual tendremos salud mañana es porque Dios es soberano sobre ella. Y dependemos de El habiendo o no buena salud. Dependemos de Dios yendo las cosas bien o no. Si nuestra confianza, si nuestro fundamento sobre el cual queremos pararnos en nuestra circunstancias o en nuestra salud, o en cosas que escuchamos de otros, de doctores o de esto o de aquello, entonces no podemos depender en esas cosas. Si nuestra confianza, nuestra seguridad, nuestra Roca sobre la cual nos paramos es Dios entonces tenemos un fundamento firme. Y el sufrimiento tiene la intención de traernos a la dependencia en Dios más y más, y más, y más al punto en donde El se torna en el todo. Esto es parte del diseño de Dios en el sufrimiento, enseñarnos a confiar en El. Cuarto, Dios utiliza el sufrimiento para traernos al arrepentimiento y a renunciar a todos lo pecados en nuestra vida. Para arrepentirnos y renunciar a todos nuestros pecados. Quiero mostrarles esto en el capítulo 36:17, esta es quizás la parte de mi estudio de esta semana, en estos capítulos que fueron muy edificantes, y retadores, especialmente a la luz de lo que hemos estado estudiando en BrookHills por los últimos cuatro o cinco meses. Escuchen lo que dice el capítulo 36:17 “Mas tú has llenado el juicio del impío, En vez de sustentar el juicio y la justicia. Por lo cual teme, no sea que en su ira te quite con golpe, El cual no puedas apartar de ti con gran rescate. ¿Hará él estima de tus riquezas, del oro, O de todas las fuerzas del poder? No anheles la noche, En que los pueblos desaparecen de su lugar”

Página (Page) 24

que estar preparados en no estar siendo guiados por una mala teología que está calando en estos tiempos de sufrimiento, porque lo hace de manera sutil. Cuando las personas atraviesan el sufrimiento comienzan a decir cosas acerca de Dios que no son reales, sobre la Palabra que no van acorde a la verdad. Cuando decimos cosas porque queremos sentirnos mejor. Eso es lo que parece, que no hacen sentir bien. El único problema es que si estas cosas que decimos son falsas, entonces no son buenas. No son buenas para nosotros mencionarlas o adherirnos a ellas. Son falsas. No necesitamos apegarnos a falsas esperanzas. Y la imagen aquí es que Job en medio de todo eso, el no sabe por qué está pasando esto. Lo que él empezó a hacer es que él comenzó a cuestionar lo que es verdadero, lo que sí sabe es que Dios es. Empieza a desconfiar del mismísimo carácter de Dios y esa es todo el principio, hablamos de esto muchas veces, cuando usted no sepa qué hacer, haga lo que sabe hacer. Cuando no sabe exactamente en qué creer, crea en lo que sabe que puede creer. En curiosidad, en el cuestionamiento, batallando y luchando no rehúya de aquello que sabemos es verdad. Adhiérase rápido al carácter de Dios que conocemos es verdad cuando batallamos con las preguntas en el sufrimiento, el dolor en nuestras vidas. Evite el extremo de desconfianza en el carácter de Dios, y particularmente en Su justicia. Cuando vemos injusticias en nuestras, en el mundo que nos rodea, aún así aferrémonos a lo que conocemos. Batalle con el cuestionamiento pero aférrese a lo que conoce. Evite el extremo de declarar nuestra inocencia, desconfiando Su justicia. Tercero, faltando su misericordia. Esta imagen que hemos visto de la misericordia de Dios todos sabemos cuando caminamos a través del sufrimiento y vemos los detalles y las dificultades y la oscuridad que estamos atravesando, está ahí frente nuestro, que en el algún lugar durante el camino empezamos a faltar la misericordia, la presencia, la bondad y la esperanza que está detrás de todo. Entonces, lo que Eliú le dice a Job cuando habla de misericordia de Dios es que él dice, sí, estás caminando a través del sufrimiento, pero no olvides que la misericordia aún está presente. Dios no ha apartado Su misericordia de tí, y no la apartará de Su pueblo. Dios no apartará Su misericordia de su pueblo. Así que busque por la evidencia de Su misericordia. Cuando esté pasando por el sufrimiento, si usted está pasando por el sufrimiento ahora, busque evidencias de Su misericordia, tenga cuidado de no perder Su misericordia en la oscuridad que está ante nosotros. No es algo sencillo, pero no pierda Su misericordia. Y cuarto, evite el extremo de minimizar Su grandeza. Ya hemos hablado de esto, especialmente algunas semanas atrás, cuando hablamos de ejemplos como el Rabino Harold Kushner que llegó a la conclusión que el sufrimiento que estaba pasando en su vida, que aparentemente Dios no era lo suficientemente poderoso para sobrepasarlo. Dios no lo hubiera podido para, y comienza a cuestionar el carácter mismo, poder, soberanía de Dios. La imagen completa que Eliú le está mostrando a Job es que la grandeza de Dios es exaltada en medio de nuestro sufrimiento, no minimizado. Además de buscar por evidencias de la grandeza de Dios. En todo este escenario, Dios utiliza el sufrimiento para revelar Su gloria, parece algo fuera de lo común, pero aquí es donde el evangelio y el sufrimiento se interceptan. Mire a la Cruz, mire a la Cruz. Vea el sufrimiento del Hijo de Dios, y vea la más clara revelación que tenemos de la gloria de Dios, el amor de Dios y el propósito de Dios en el sufrimiento, todo traído en una forma que nos causa resonar en Su adoración, honor y gloria. Adore a Dios por la Cruz y la demostración de la gloria de Su nombre en ese escenario. De forma similar, que Dios nos ayude a ver una revelación similar de tu gloria en el sufrimiento de nuestra

Página (Page) 23

Me encanta el capítulo 37:1. El empieza a hablar sobre la creación y él dice esto, mi corazón se estremece y salta de su lugar, y lo que él haces es empezar a hablar en el resto del capítulo 37 sobre cómo la gloria de Dios es vista en la creación y realmente sigue el patrón de las estaciones. Ves la gloria de Dios en el invierno, en primavera, verano y otoño, sólo léalo y verá la imagen de la grandeza de Dios revelada. Luego llega al final de Job 37, y él dice en el verso 23, “El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia no afligirá, Lo temerán por tanto los hombres; El no estima a ninguno que cree en su propio corazón ser sabio”. La imagen es clara. Dios está mostrando Su justicia, Su misericordia y Su grandeza en medio del sufrimiento de Job. Job está luchando con eso, y es entendible, nosotros batallamos con el carácter de Dios. Así es como aprendemos el carácter de Dios, y vemos la gloria de Dios revelada. Pero lo que quiero hacer ahora, es que mientras luchamos con la revelación de Dios de Sí mismo en el sufrimiento evitemos estos extremos, porque lo que Eliú está haciendo es que está dirigiendo a Job a contrarrestar algunos extremos a los cuales Job ha llegado en su respuesta a Dios en el sufrimiento. En donde él ha, una vez más, estado en el borde o quizás caído en algunos puntos porque cuando llegas al final del libro Job presenta un señalamiento de arrepentimiento en algunas de las formas en que él ha respondido. Así que, quiero animarte, basado en la imagen que hemos visto de la revelación de Dios de Su gloria, quiero animarte a que evites estos extremos mientras pasas a través del sufrimiento. Extremo número uno, declarando nuestra inocencia. Vuelva conmigo al final del capítulo 31 de Job. Hemos visto a Job como un hombre sin tacha y justo. El es justo, él es un buen hombre. El no ha hecho nada para merecer eso que le está pasando. Al mismo tiempo, quiero que vean cómo Job toma su inocencia la cual él reclama y comienza a afirmarla en momentos a costa de la Gracia de Dios y la justicia de Dios. Escuche este atrevimiento. El final de Job 31, justo antes de que Eliú comience a hablar. Verso 35, escuche lo que tiene que decir: “¡Quién me diera quien me oyese!”, esto es Job hablando, “He aquí mi confianza es que el Omnipotente testificará por mí, Aunque mi adversario me forme proceso. Ciertamente yo lo llevaría sobre mi hombro, Y me lo ceñiría como una corona. Yo le contaría el número de mis pasos, Y como príncipe me presentaría ante él”. ¿No le parece atrevido eso? “que el Omnipotente testifique por mí, aunque el adversario forme un proceso”, quiero que vean cómo Job, y esto ha pasado en diferentes puntos, está tomando las cosas un poco lejos diciendo, “Dios tiene que responderme por lo que está pasando”. Esta es la imagen, Job es sin falta y recto, pero no es perfecto, y existe una humildad apropiada que viene en cualquier imagen en el sufrimiento que nos causa que evitemos el extremo de declarar nuestra inocencia. Prácticamente ¿cómo se ve esto?, mi consejo para ustedes sería, cuando estén caminando a través del sufrimiento, especialmente el sufrimiento que no es causado por algún pecado en particular en tu vida, quiero aconsejarles que no se enfoquen en decir ¿Por qué me está pasando esto a mí? ¿Qué hice para merecer esto? Sean muy, muy cautelosos en no llegar demasiado lejos, al punto en donde se pierde la humildad. Cuando llega al capítulo 33 Eliú dice, “No olvides que tú eres un hombre y El es Dios”, tengan cuidado con el extremo de declarar nuestra inocencia. Segundo, tengan cuidado con el extremo de desconfianza en la justicia de Dios. Lo que Job ha empezado a hacer es básicamente, y lo viste al final del capítulo 31, está básicamente llamando a Dios a juicio. Vamos a ver si El es justo. Dejemos que muestre si Su justicia es real. Y aquí es cuando recordamos que en los tiempos de sufrimiento por momentos no somos cuidadosos, esta es una de las razones que quiero que veamos a través de este libro en ésta familia de fe, porque sé que el sufrimiento para individuos y familias y quizás por esta familia de fe, puede estar a la vuelta de la esquina. Nunca lo sabremos. Tenemos

Página (Page) 22

placeres, habla en nuestra conciencia, pero grita en nuestro dolor, es un megáfono para despertar al sordo” Dios está revelando a sí mismo, Su gloria en nuestro Dolor. Ahora, ¿Qué es lo que Él revela de sí mismo? Eliú señala tres características dominantes primarias de Dios en estos capítulos, estos seis capítulos aquí. Número uno, El es justo. Esto está en todo el capítulo 34 y capítulo 35. Miren el capítulo 34:10 conmigo. Quiero que vean la imagen de justicia de Dios que Eliú pone ante Job. Verso 10 capítulo 34, Eliú dice, Por tanto, varones de inteligencia, oídme: Lejos esté de Dios la impiedad, Y del Omnipotente la iniquidad. Porque él pagará al hombre según su obra, Y le retribuirá conforme a su camino. Sí, por cierto, Dios no hará injusticia, Y el Omnipotente no pervertirá el derecho. Esta es una afirmación celosa de la justicia de Dios. Es impensable que Dios haga mal, esto es enorme. Hemos visto que Dios es soberano. El tiene la última soberanía sobre todo lo que está pasando en el libro de Job. Al mismo tiempo, en ningún punto en el libro de Job está Dios acusado de delito del mal, en ningún punto. En vez de eso, ¿Quién es acusado de delito en todo el libro? Es Satanás quien es moralmente responsable por el mal. Dios soberano, Satanás hombre pecaminoso, moralmente responsable. Esta es la imagen. Job no pecó acusando a Dios de algún mal, final del capítulo 1 de Job. Esa es la imagen aquí. Entonces, Dios es soberano, al mismo tiempo, no hay nada que venga de parte de Dios que tenga maldad, nada. Todo lo que viene de Su mano es bueno, esa es la imagen. El es justo. Y Job ha estado en la orilla, quizás aún cayendo algunas veces impugnando la justicia de Dios, cuestionando la justicia de Dios, quizás aún afirmando que él no era justo. Y Eliú lo pone bien claro, Dios es completamente justo. ¿Si El hiciera el mal, entonces, cómo puede El juzgar el mundo? Imposible, El es justo. No solo justo, segundo, El es misericordioso. Ya hemos visto la gracia en el capítulo 33 en esta imagen de redención y restauración y apartando nuestras vidas del sepulcro, sin embargo, vaya al capítulo 36, y quiero mostrarles algunas frases hermosas en medio de este capítulo. Verso 15 y 16, quiero que vean la misericordia de Dios aquí. Escuchen lo que él tiene que decir. Eliú dice, “Al pobre librará de su pobreza, Y en la aflicción despertará su oído. Asimismo te apartará de la boca de la angustia A lugar espacioso, libre de todo apuro, Y te preparará mesa llena de grosura”. ¿No les parece que son grandes frases? El te liberta en el sufrimiento. El te habla en medio de la aflicción. El te aparta de la boca de la angustia a lugar espacioso, lugar de libertad en donde disfrutas de una mesa llena de grosuras. Eliú dice: “Job en medio de tu sufrimiento Dios no está mostrando Su odio hacia a ti. El te está mostrando Su amor hacia ti” Esto es grande. Pueblo de Dios, porque si confiaste en Cristo, no existe absolutamente nada, ni la muerte ni la vida, ni los ángeles, ni principados, ni lo presente ni lo porvenir, ningún poder, nada en toda la creación que pueda separarte del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor nuestro. El es misericordioso y aún el sufrimiento es evidencia de amor no odio hacia ti. Esta es la imagen que Eliú está mostrándonos. Dios es justo, misericordioso, y tercero, Dios es grande. Vaya al capítulo 36 y 37. Aquí es cuando lo que Eliú hace es que él empieza en la grandeza de Dios, y hay algunos momentos en donde el sólo estalla en alabanzas. Vea el capítulo 36:22, Eliú dice, “He aquí que Dios es excelso en su poder; ¿Qué enseñador semejante a él? ¿Quién le ha prescrito su camino? ¿Y quién le dirá: Has hecho mal? Acuérdate de engrandecer su obra, La cual contemplan los hombres. Los hombres todos la ven; La mira el hombre de lejos. He aquí, Dios es grande, y nosotros no le conocemos, Ni se puede seguir la huella de sus años”.

Página (Page) 21

contiendes contra él? Porque él no da cuenta de ninguna de sus razones. Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende”. Hagamos una pausa por un momento aquí. La imagen que Eliú está dando es Dios hablando, El siempre está hablando, mas no quizás en la forma en que estamos acostumbrados a escucharlo. Quizás no está diciendo las cosas que estamos acostumbra a escuchar de El. Sin embargo, eso no significa que El se ha quedado en silencio. Es por esto que dice, “ ¿Cómo habla Dios, en sueño, en una visión en la noche?” verso 15 Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo” y vemos el propósito igual que como vimos anteriormente. Luego vamos al verso 19 “También sobre su cama es castigado Con dolor fuerte en todos sus huesos, Que le hace que su vida aborrezca el pan, Y su alma la comida suave” Entonces Dios sigue hablando, quizás de una forma aquí o de otra allá. Ahora ¿Cómo Dios se revela a sí mismo? Eliú señala tres formas primarias en las que El se revela. Número 1, en la creación. Esto está en todo el discurso de Eliú, especialmente cuando llegamos al capítulo 36 y 36, que veremos más adelante a profundidad, y ya hemos visto un poco, esta imagen de Dios en la creación, en las nubes, en el trueno y en el relámpago. Dios está trabajando todo el tiempo y vemos su obra. No dude que Dios está trabajando en medio de su sufrimiento. Usted lo ve. El está sosteniendo cada ser viviente a nuestro alrededor. El está trabajando en cada forma en la creación. De manera que Dios se revela así mismo en la creación. Segundo, Dios se revela así mismo en la Palabra. Aquí es donde ustedes… vuelvan al verso 15, “Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho” esta es una gran frase, “Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo”, ahora recuerden que este es Job en el tiempo de los patriarcas, tiempo de Abraham, Isaac y Jacob, demás está decir que ellos no tenían una copia de la Biblia que tenemos en nuestras manos ahora. La mayor parte de ella no había sido escrita. Como resultado, la imagen es, tienen que imaginarte a Dios hablándole al oído, y es un pensamiento asombroso, darse cuenta que el Libro que tienes e las manos es una imagen de la revelación de Dios, El está hablando a nuestros oídos, mostrándonos quién es El y diciéndonos quién es El. Tenemos un increíble tesoro aquí en el cual Dios se ha revelado. El se revela en la creación y en la Palabra. Pero lo que es interesante, y creo que estamos familiarizados con eso, es que Dios se revela a sí mismo en la creación y Dios se revela a sí mismo en la Palabra, pero cuando bajamos al verso 19, y lo leemos, “También sobre su cama es castigado Con dolor fuerte en todos sus huesos” Dios se revela en la creación, en la Palabra y también en nuestro dolor. El dolor es parte de la revelación de Dios. Esa es la imagen que Eliú le está dando a Job. Y si usted piensa en ello, en estas tres cortas semanas, incluyendo hoy, que hemos estado viendo este libro, la magnitud del carácter de Dios que hemos visto. La magnitud de la soberanía que esta puesta en exhibición a través de todo este libro, y su suficiencia. Hemos visto Su presencia, Su poder, Su sabiduría y Su esperanza, todas estas facetas de quién es Dios están aparentemente en todo el libro. Aún no hemos llegado al clímax en Job 38-42 donde vemos a Dios hablando y revelándose en una de sus más claras revelaciones de quién es en el Antiguo Testamento. No es esto interesante en el libro, en la Biblia, que nos da una pesada y severa imagen del sufrimiento, también vemos una de las más grandes y gloriosas imágenes de dios. ¿Cree que existe una correlación ahí? Que quizás es el más severo punto de dolor que el gran y glorioso carácter de Dios está revelado más que claro. Esta es la imagen. C.S Lewis dijo en un libro que escribió llamado “El problema del Dolor “ el dijo: “Dios nos susurra en nuestros

Página (Page) 20

restaurándote y guardando tu vida del sepulcro. Existe un propósito de refinamiento en medio del sufrimiento aquí, y es un buen propósito de refinamiento. Aún tomando prestado de la semana pasada la ilustración que utilicé sobre ir a la emergencia con una muñeca rota, y todos sabemos que si has estado en una circunstancia similar, que hay momentos en que el doctor hará cosas que son dolorosas. No nada divertido que vuelvan un hueso a su lugar. Eso no lleva deleite a nuestro corazón, pensar sobre ese proceso y el doctor diciendo que va a doler, y él subestimando lo que está a punto de ocurrir, y él encaja de vuelta a su lugar, y es doloroso, terriblemente doloroso, pero es ¿qué? , es bueno, es bueno. Es doloroso pero es bueno. Es parte de un proceso de refinamiento. Esta es la imagen que Eliú nos está dando aquí, y está en toda la escritura. En todo el Nuevo Testamento. Hebreos 12, desearía tener tiempo para sumergirme en todas estas cosas, pero vea en Hebreos 12:10-11 “Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad. Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados”. Santiago 1:2-4 “Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna”. ¿Quieren ser maduros? ¿Quieren estar completos en su fe? Entonces Santiago dice: “El sufrimiento es parte de eso”. Tenemos la misma imagen en 1ra Pedro 1:2-7, qué dice Pedro a un pueblo en sufrimiento, un pueblo perseguido, el dice: “Dios está permitiendo estas pruebas, El ha ordenado estas pruebas que ustedes están pasando en la vida para que su fe pueda probarse como genuina” Romanos 5:3, “Nos regocijamos en nuestros sufrimientos” dice Pablo. Eso es extraño. Nos regocijamos en nuestros sufrimientos. Cómo usted se regocija en el sufrimiento, porque sabemos que ese sufrimiento produce perseverancia, la perseverancia carácter, el carácter esperanza, y la esperanza no avergüenza porque Dios ha mostrado Su amor en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha dado. Por lo tanto, la realidad es perseverancia, carácter y esperanza; ¿alguno de ustedes quiere esas coas? Sí, queremos esas cosas. Todas vienen del sufrimiento. De hecho, la implicación de todos estos distintos versos es que no seremos maduros y completos en nuestra fe aparte del sufrimiento. La imagen que la escritura nos da es que hay dimensiones de devoción que son reservadas solo para aquellos que atraviesan el sufrimiento, porque existe un proceso de refinamiento que está pasando. El sufrimiento da crecimiento, madurez e integridad en Cristo como una realidad en nuestras vidas. Y algunas veces Dios utiliza el sufrimiento para refinar nuestra fe. Es lo que está haciendo en la vida de Job. Segundo, Dios utiliza el sufrimiento para revelar Su gloria. Vuelva conmigo al capítulo 33:12. Quiero que escuche lo que dice Eliú. Job ha estado batallando con el carácter de Dios en medio del sufrimiento, preguntándose sobre el carácter de Dios, aún en puntos pareciendo que cuestiona el carácter de Dios. Y es uno de esos puntos en donde casi parece que él estaba llamando a Dios para decirle algo. ¿Alguna vez ha estado ahí, caminando a través de algún tipo de sufrimiento en tu vida y pareciera como que Dios está silente, pareciera que no está diciendo nada; quizás El se ha olvidado de los detalles que están pasando en tu vida? Escuchen lo que dice Eliú a Job respecto de eso. El dice, “He aquí, en esto no has hablado justamente”; verso 12 “Yo te responderé que mayor es Dios que el hombre, ¿Por qué

Página (Page) 19

sufrimiento son develados en la medida en que Eliú habla con Job, y quiero que piensen sobre cómo estos propósitos aplican al sufrimiento que quizás estas experimentando ahora, quizás hayas experimentado en el pasado. Piense en el propósito de Dios en nuestro sufrimiento. Primero, Dios utiliza el sufrimiento para refinar nuestra fe. Vuelva conmigo a Job 32:10, este es el principio, y una de las cosas que Eliú trata de hacer al principio es separarse de los otros tres amigos de Job. El quiere establecer bien claro que no está diciendo lo mismo que ellos están diciendo. Recuerden sus falsas doctrinas, falso evangelio. Ellos habían enseñado que Dios siempre prospera al justo, El siempre aflige al malo, Job está afligido, por lo tanto, él debe ser malo o injusto. Eliú se prepara aparte de ellos y de algunas de las cosas que Job ha dicho. Escuchen el verso 10, “Por tanto, yo dije: Escuchadme; Declararé yo también mi sabiduría. He aquí yo he esperado a vuestras razones, He escuchado vuestros argumentos, En tanto que buscabais palabras. Os he prestado atención, Y he aquí que no hay de vosotros quien redarguya a Job, Y responda a sus razones”. De manera que se está diferenciando de ellos. Eliú no va a decir que Job está siendo afligido por su maldad, por lo tanto, si él decide enmendarse con Dios todo volverá a la normalidad. Eso fue lo que vimos la pasada semana, vimos que no tenía ningún tipo de fundamento. Eliú está diciendo, “eso no es lo que yo estoy diciendo”; al mismo tiempo, Eliú va a hablar acerca de cómo el sufrimiento que Job está experimentando tiene el objetivo de refinar su fe, aunque no es atribuible, hablar de eso, a un pecado directo en la vida de Job, aún tiene mucho que ver con el refinamiento que está sucediendo en su fe. Vaya conmigo al siguiente capítulo, Capítulo 33. Vea conmigo en el verso 14. Escuche lo que Eliú dice, él dice, “Sin embargo, en una o en dos maneras habla Dios; Pero el hombre no entiende”. Volveremos a eso en un minuto. “Por sueño, en visión nocturna, Cuando el sueño cae sobre los hombres, Cuando se adormecen sobre el lecho, Entonces revela al oído de los hombres, Y les señala su consejo”. Escuche esto, las cláusulas del propósito, “Para quitar al hombre de su obra, Y apartar del varón la soberbia. Detendrá su alma del sepulcro, Y su vida de que perezca a espada” ¿Nota el propósito aquí? Dios le puede hablar al hombre; hacer cosas en la vida del hombre para desviarlo de lo mal hecho, apartarlo del orgullo. No solo para decirle, “Oye hiciste algo malo”, sino apartarlo de hacer algo malo. Dios puede traer acciones o circunstancias particulares a su vida para “detener su alma del sepulcro” lo cual es bastante interesante. Esa palabra, esa imagen del sepulcro de destrucción es repetida una y otra vez en este capítulo. Vea más abajo en el verso 22, pudiera circularlo, ahí está en el verso 18, “detener su alma del sepulcro”, vaya ahora al verso 22, “Su alma se acerca al sepulcro, Y su vida a los que causan la muerte”. Verso 23, “Si tuviese cerca de él Algún elocuente mediador muy escogido, Que anuncie al hombre su deber; Que le diga que Dios tuvo de él misericordia, Que lo libró de descender al sepulcro, Que halló redención. Su carne será más tierna que la del niño, Volverá a los días de su juventud. Orará a Dios, y éste le amará, Y verá su faz con júbilo; Y restaurará al hombre su justicia.” Escuchen, “El mira sobre los hombres; y al que dijere: Pequé, y pervertí lo recto, Y no me ha aprovechado, Dios redimirá su alma para que no pase al sepulcro”, una vez más “Y su vida se verá en luz. He aquí, todas estas cosas hace Dios Dos y tres veces con el hombre, Para apartar su alma del sepulcro, Y para iluminarlo con la luz de los vivientes”. Esta es la imagen. Eliú no está diciendo que estas sufriendo porque eres injusto. En vez de eso él está diciendo, tu sufrimiento es evidencia de Dios redimiéndote, refinándote, renovándote,

Página (Page) 18

tormentas para bendecir su pueblo. El mismo tipo de imagen con la tormenta tiene propósitos en diferentes momentos, y esta es la imagen que vemos aquí. El propósito de Dios en el Sufrimiento, y existe 5 diferentes formas en las cuales vamos a ver que Dios utiliza el sufrimiento. Dios usa el sufrimiento en diferentes formas en diferentes momentos. Eso no es en todas las circunstancias del sufrimiento esto es exactamente lo que Dios está haciendo; yo puedo determinar el motivo de Dios y tratar de responder esa pregunta, porque recuerden a Job, por ejemplo, en este libro, aún no sabe y nunca se entera, hasta donde hemos podido ver, sobre la conversación entre Dios y Satanás en el principio del libro aún no está completamente al tanto en relación al propósito de Dios en todo este escenario. Sin embargo, podremos visualizarlo. Solo recuerde, Dios tiene un propósito y Su propósito a veces es diferente. Tercero, el propósito de Dios siempre es bueno. Eliú llega a la conclusión al final de su discurso. Verso 23 del capítulo 37. “El es Todopoderoso, al cual no alcanzamos, grande en poder; Y en juicio y en multitud de justicia” escuche esto “ no afligirá.” Esa es la clave. Parte del quid del mensaje de Eliú a Job es que el sufrimiento es bueno para Job, es un plan bueno en las manos de Dios. Estaba pensando esta mañana, aún cuando me estaba preparando y revisando este texto una vez más, del propósito de Dios en el sufrimiento, aún en el mensaje que les daría a ustedes sobre el propósito de Dios en el sufrimiento. Fue hace algunos tres años, cuando Heather y yo vivíamos en New Orleans y el huracán Katrina vino y nos hundió la casa, algunos 10 pies bajo agua sobre que el mundo se nos trastocó. Recuerdo haber estado sentado- ella y yo estuvimos en un refugio de Luisiana Central, y habíamos preparado un proyector de video en donde mostrábamos las noticias. Y fue uno de esos momentos cuando, luego de Katrina había pasado, que estaban sobrevolando la ciudad de Nueva Orleans en helicópteros, y le estaba diciendo a Heather, “Heather, estoy seguro que nuestra casa está bien, todo está bien”, ustedes saben, dándole toda seguridad que tenía, sin que me hubiesen dado ningún tipo de autoridad, es solo aquello que una persona dice cuando esas cosas pasan. Y vemos este helicóptero sobrevolando y estaba sobrevolando nuestro vecindario y vemos ésta estación de gasolina, y pensamos, esa estación parece familiar, y está como a dos o tres cuadras de donde está nuestra casa y estaba esta el techo de agua. Fue uno de esos momentos cuando Heather y yo cerramos nuestros ojos para darnos cuenta que nuestra vida estaba de cabeza. Así que no teníamos la posibilidad de volver a casa hasta dentro de un tiempo, de hecho por siempre, porque meses después empezamos a asistir predicando en esta iglesia en Birmingham, Alabama, y me invitaron para volver algunas veces, y para hacerles la historia corta, aquí estoy. De manera que la imagen del propósito de Dios, nunca hubiese imaginado tres años atrás sentados viendo nuestra casa bajo el agua que hoy estaría hablando con ustedes sobre el propósito de Dios en el sufrimiento como pastor de esta iglesia en Birmingham, Alabama. El propósito de Dios, El tiene un propósito, es a veces diferente, pero siempre es bueno, siempre es bueno, siempre bueno, nunca opresivo, siempre bueno. Esos son los fundamentos. Ahora, basado en esos fundamentos, quisiera que nos sumerjamos en los propósitos de Dios en el sufrimiento. Ahora, una vez más, tengan cuidado, cuando estamos atravesando el sufrimiento, debemos tener cuidado. No tenemos la perspectiva divina del Cielo, por lo que tenemos que ser en no pensar, ok, esto es exactamente lo que Dios esta haciendo, tratando de determinar los motivos de Dios en esto o aquello. Sin embargo, lo que quiero que vean en estos distintos propósitos de Dios en el

Página (Page) 17

Lo que es interesante sin embargo, es que cuando llegamos al capítulo 38, cuando Dios habla, Dios rebate a los tres amigos de Job, mas no a Eliú, y muchos piensa que eso pasa porque muchas de las cosas que Eliú dice son bastante sólidas, de hecho pavimentan el camino para lo que vamos a ver sobre el carácter de Dios en Job 38 al 43. Y por eso quiero que pensemos en el propósito de Dios en el sufrimiento basado en lo que Eliú le dice a Job. Job nunca responde verbalmente. Del capítulo 32 al 37 sólo Eliú habla. Ahora quiero que vean tres fundamentos desde el principio sobre el propósito de Dios en el sufrimiento, y quiero que nos sumerjamos en él. Estaremos cubriendo todo desde el capítulo 32 al 37, y quiero que vean esta imagen. El por qué de Dios en el sufrimiento de acuerdo al libro de Job. Tres fundamentos, número uno, Dios tiene un propósito. Capítulo 36:5 Eliú está hablándole a Job y le dice esto “He aquí que Dios es grande, pero no desestima a nadie”, escuche la segunda parte, “Es poderoso en fuerza de sabiduría”. Quizás quiera subrayar esa frase, frase clave, “Dios es poderoso en fuerza de sabiduría” quizás quiera subrayar la frase clave, Dios es poderoso en fuerza de sabiduría. Job ha estado luchando a través de todo el libro hasta este punto. ¿El sufrimiento que estoy pasando es arbitrario o tiene un propósito? Existe algo tras él o es Dios de forma fortuita haciéndome esto. Eliú lo dice bien claro, Dios tiene un propósito y este es firme, y esta armado, no existe nada, absolutamente nada que pase de la mano de este Dios que sea fortuito o arbitrario, es todo con propósito. Dios tiene un propósito. Segundo fundamento, el propósito de Dios a veces es diferente; a veces es diferente. Ahora, vaya al capítulo 37 conmigo y sigamos leyendo. No estoy diciendo ahora que el propósito de Dios está cambiando, que es flexible y que cambia conforme a los caprichos y ánimos de Dios. No es lo que queremos decir. El propósito de Dios es firme, está establecido. Pero quiero que vean cómo Dios trabaja en situaciones, en circunstancias existen diferentes propósitos, multipropósito. Cuando llegamos al capítulo 37, lo que Eliú hace es que empieza a hablar acerca del trabajo de Dios en la creación. Escuche lo que dice en el verso 2: 2. Oíd atentamente el estrépito de su voz, Y el sonido que sale de su boca. 3. Debajo de todos los cielos lo dirige, Y su luz hasta los fines de la tierra. 4. Después de ella brama el sonido, Truena él con voz majestuosa; Y aunque sea oída su voz, no los detiene. 5. Truena Dios maravillosamente con su voz; El hace grandes cosas, que nosotros no entendemos. El empieza a hablar sobre las cosas que El hace en la naturaleza, y está hablando sobre la tormenta en particular. Es un tipo de reminiscencia, algo así como apropiado luego de la tormenta en las pasadas 24 horas en Birmingham. Pero cuando bajamos al verso 13. Quiero que escuchen a este verso, “Unas veces por azote, otras por causa de su tierra, Otras por misericordia las hará venir”. ¿Captó eso? Las nubes, las nubes de las tormentas, a veces las trae para castigar, en otros momentos para regar la tierra y mostrar su amor. Así que la imagen es la siguiente, las mismas nubes con propósitos distintos. Puede ir a diferentes lugares en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento para ver cómo Dios trae tormentas de juicio para su pueblo y El mismo trae

Página (Page) 16

Si tiene una Biblia, y espero que sí, le invito a que la abra conmigo en Job, capítulo 32. En las últimas semanas, he recibido algunos e-mails de algunos de ustedes, acerca de cómo han visto las verdades que hemos estado viendo en Job tener sentido en sus vidas, y en sus familias en la medida en que han atravesado el sufrimiento en el pasado o quizás en el presente. Y quiero pedirles que lo continúen haciendo. De hecho, quiero dar un paso extra y quiero invitarles a que me envíen un correo a electrónico esta semana a [email protected] y me de imágenes de cómo ha visto las verdades acerca de Dios en Su palabra tener sentido en sus vidas mientras pasan por el sufrimiento. La próxima semana, cerraremos esta serie y veremos la imagen triunfal de Dios que está en Job 38 al 42, y celebraremos la grandeza de Dios en nuestro sufrimiento. Y creo que sería bueno para nosotros celebrar las historias de los demás. Así que, si me escriben un correo, no usaremos su nombre, y diremos esta persona está pasando por esto, sólo compartamos nuestros testimonios anónimos de cómo Dios está mostrando Su grandeza en medio del sufrimiento. Por lo que le invito a que haga eso durante esta semana. Eso nos ayudará en nuestra adoración para la próxima semana. Hemos visto la soberanía de Dios en el sufrimiento. La semana pasada vimos la suficiencia de Dios en el sufrimiento, cómo Su presencia, Su bondad, Su sabiduría y Su esperanza es suficiente para nosotros en el sufrimiento. Y eso sería suficiente para confiar en Dios, pero qué pasa cuando llegamos al capítulo 32 es que tenemos un escenario totalmente nuevo. A eso quiero llamarle el propósito de Dios en nuestro sufrimiento. Esto es lo más cercano que llegamos en el libro de Job a una respuesta a la pregunta Por qué. ¿Por qué sufrimos? ¿Cuál es el propósito detrás de nuestro sufrimiento? Hasta ahora, Job ha tenido muchas conversaciones con sus tres amigos, Elifaz, Bilbad y Zofar, y él, básicamente, les ha rebatido y mostrado lo errado de sus doctrinas. Usted llega al capítulo 32 y un nuevo personaje entra en escena. Su nombre es Eliú. Eliú causa muchas preguntas entre los teólogos bíblicos. Muchas personas no saben qué hacer con Eliú. Este es alguien que parece ser un hombre muy inteligente, pero al mismo tiempo parece arrogante y piensa mucho en sí mismo.

Página (Page) 15

“Lo único que puedo decir es que la obra de Dios en nosotros parece dura, pero aún así El es digno. Si usted puede ver eso y creerlo, aunque no siempre lo siento con toda sinceridad y fe, después no he sufrido en vano. Dios despojo mi fe vacía en El y la reemplazó con algo distinto. El quiere que lo vea a El como El es, no como un escaparte de vida fácil, sino como un ancla a la cual aferrarse cuando todo lo demás es en una tormenta dentro y fuera de mí. Estoy feliz de haber pasado por esto porque ahora puedo decirle a otra mujer en mi situación lo que deseé que alguien me dijera en aquel momento. Eso, más allá de las apariencias, en Dios se puede confiar. El puede ser amado por un corazón roto, y quizás la más grande lección que he aprendido es que Dios es demasiado grande para poder abarcarlo, y no lo hubiese querido de otra manera. Debo ser sospechosa de un Dios que puedo entender, cuyas formas son predecibles y fácilmente aprobadas por mí” De otra mujer cuyo cuarto hijo, su hijo vivió un corto mes en el hospital. Ella escribió: “Fue todo el mes de diciembre que él vivió, y durante ese mes tuve que pasar por una cirugía de emergencia , mi hija mayor se rompió un brazo, mi hija del medio tuvo estreptococo, era navidad y prácticamente estábamos viviendo en el hospital. La vida estaba de cabeza pero solo por un tiempo. Nuestra esperanza estaba en Dios. Mientras en ese mes fue el más difícil momento que he pasado, es también el más querido, aún hasta estos días. Fue y es de tal bendición para mí, que es difícil llamarle sufrimiento ahora, por todo el fruto que he podido ver desde ese momento. Adoro a Dios en Su nombre. Fue todo por El y para El, se Dios glorificado” Y finalmente una mujer que sus dos hijos biológicos nacieron con defectos cardíacos. Uno de ellos no lo logró, y ella escribe: “Lo he dicho antes, pero es doloroso como la pérdida de nuestro primer hijo, tan doloroso como cuando llevamos a nuestro segundo hijo para una cirugía a la cual nuestro primer hijo no sobrevivió, tan dolorosa como esas cosas fueron para nosotros, nunca cambiaríamos un momento de ellas, por lo que hemos aprendido a ser honestos sobre nuestro asombroso y maravilloso Dios. Esta es la esencia de la vida eterna, conocer a Dios como Él es. Qué tan culpables somos de verlo en la forma en que quisiéramos que El fuera. He dicho que a través de nuestra jornada con nuestro primer hijo, pensé que tan fuerte como fuera en lo externo de mi cuerpo verme a mí misma a través del sufrimiento aplastador tanto como si estuviera viendo a otra persona. He notado que si hubiese sido de otra manera entonces no hubiese sobrevivido la experiencia. Y luego de todos estos años el Señor finalmente me mostró, mientras leía la Biblia una mañana, que la razón de mi sentir de esa manera fue porque no era yo, sino Cristo en mí que me hizo pasar esos momentos. En mi debilidad El fue tan fuerte que creí que literalmente El vivió esos dolorosos días en mí, a través de mí y para mí, mientras Cristo esté en mí está la esperanza de gloria” EN EL AUDIO PERO NO EL VIDEO O LA TRANSCRIPCIÓN DE IMPRESA Dios oramos que Tú nos levantarás para ser hombre y mujeres que ven tu gran naturaleza en nuestro sufrimiento, que entendemos la esperanza gloriosa de Cristo en nosotros. La esperanza gloriosa, la esperanza de culminación de nuestro sufrimiento, y la esperanza de que un día cuando veamos tu rostro y cantaremos a Ti alabanzas por toda la eternidad. Toda la gloria sea para tu Nombre oh Dios.

Página (Page) 14

De parte de una estudiante de la universidad que ha pasado años por un desorden alimenticio, ella escribe: “Existen muchas cosas que pudiera contarles acerca de cómo este desorden tornó mi vida en ruinas. Pudiera contarles cómo a veces quería arrástrame a un hoyo mi morir. Puedo contarles sobre mis muchas estancamientos, tratando de llenar un vacío que tenía pero nunca pude lograrlo. Mi vida se convirtió en un desorden. Todos mis pensamientos y emociones estaban guardas de forma segura en esa sola cosa. Sentía satisfacción con eso, y era la única cosa que pensé a la cual podía tornar y encontrar consuelo, de manera que evitara enfrentarme a las realidades de la vida, pero hoy, me encuentro seis meses en un proceso de sanación. Veo mi vida en una nueva luz. ¿Continúo luchando con los pensamientos de mi desorden alimenticio? Seguro que sí, pero hay una diferencia ahora. Estos pensamientos no me controlan por ahora es Dios quien lo hace. Estoy segura que si alguien aquí me hubiese preguntado cinco años atrás, cómo sería mi vida hoy, nunca lo hubiera soñado que haya salido de esta forma, ese es el punto, mi vida no está bajo mi control ya, está en Sus manos, y le alabo por cómo El ha usado esta lucha para atraerme más cerca a El” Y finalmente estas palabras de una mujer que detalla cómo ella y su esposo fueron a la bancarrota financiera, unas semanas después su madre falleció. No mucho después de eso, estaba preparando la cena una noche para su esposo de 24 años y sus dos hijas. Ella recibió una llamada de la emergencia de un hospital en Birmingham diciéndole que vaya inmediatamente. Al llegar, ella escuchó las palabras doctor. “Lo siento… hicimos todo lo que pudimos… pero su esposo falleció”. Ella se paró allí sin esposo, sin padres, sin hogar, una semana de paga en su cuenta de cheques y dos hijas a quienes atender. Al parecer ella estaba sola, y ella escribe esto: “En este preciso momento, con mi mundo dando vueltas a mi alrededor, sentí la misma mano de Dios sobre mí. No estaba sola. Supe que no importando que pasara en futuro próximo, este estaba seguro en Dios, y supe que El me protegería a mí y a mis hijas. Cuando enfrentas la realidad estar sin hogar, hambre y dolor, ¿De dónde viene tu fuente de fuerza y esperanza? El puso un canto nuevo en mi boca, y gozo en mi corazón. En palabras de la Escritura, clamé al Señor en mi sufrimiento y El escuchó mi clamor. Alabanzas sean dadas a mi Padre, mi Consolador, mi Verdad, mi Aliento y mi Salvador” Quiero que escuchen de tres mujeres en nuestra familia de la fe que compartieron cómo ellas perdieron sus hijos en los embarazos o al nacer. En el verano del 2006 una de ellas escribe: “Supe que estaba embarazada con mi esposo y mi primer hijo. Estábamos tan contentos, en nuestra primera cita con el doctor, nos pusieron el ultrasonido y vimos el bebe y su latir del corazón. Recuerdo haber visto a ese niño en la pantalla del ultrasonido pensando que este es mi hijo. Fue mi primera experiencia de maternidad y fue lo más hermoso que haya visto y sentido. Mucho antes empecé a ver la obra de Dios en maneras diferentes de lo que yo esperaba. Un día mi esposo y yo fuimos al doctor. Tuve otro ultrasonido y el sonografísta muy calmado nos dijo, no veo el latir del corazón. Evito revivir ese momento porque fue sin duda alguna la peor experiencia que había tenido”. Esta esposa de forma muy honesta dice, “Los meses que siguieron a la pérdida de ese bebe, perdí toda semblanza del Dios en que había creído. Mi esposo respondió con Fe pero a la vez con ira. Dios ahora se veía como cruel, indiferente, y mientras no lo rechazara como Dios, sí lo rechacé como digno de amor y merecedor de fe. Nunca dude de Su grandeza pero sí cuestioné Su bondad” Los meses siguientes ella y su esposo se embarazaron una vez más y a principios de este año su hijo nació. Ella describe su jornada de Fe como la prolongada perdida de su primer hijo u cómo ella aún lucha con el plan de Dios, y quiero que escuchen su conclusión, su honesta conclusión.

Página (Page) 13

Y Su propósito no solamente está garantizado, Su propósito es grande. El envió a Su Hijo a morir en la cruz por tus pecados de manera que no tengas que cargar con el pago del pecado, y sufrir; que puedas ser reconciliado con Dios por siempre y liberado del pecado, liberado del sufrimiento, y te ha traído, estoy convencido que este momento aquí mismo, El te ha traído a través de las circunstancias, te ha traído a este divino momento donde Su misericordia es extremadamente personal, y El está extendiendo Su mano en tu corazón diciendo “confía en Mí”, “confía en Mí”. No juegue con la religión. No viva para los placeres de este mundo. Confía en Mí para salvarte del pecado, para liberarte de tu sufrimiento y darte la esperanza de una vida eterna, y El dice que si vas a creer en El, tú puedes conocer esto. Esto es lo impresionante de este momento aquí mismo, que se vive ahora, tu vida cambiada por toda la eternidad por creer en el Evangelio, creyendo en lo que Cristo hizo en la cruz por ti. Y si nunca has hecho eso entonces quiero rogarte y pedirte que no vayas a buscar placeres vacíos en este mundo, sin que confíes en el infinito placer de Dios. No hay nada más importante en la eternidad que eso. Ver a Dios como el tesoro digno de confianza por sobre todas las cosas. Ustedes que han confiado en El, sé que existe una lucha cuando caminamos a través del sufrimiento que nos hace cuestionar cosas, nos hace pensar en cosas. Y la realidad es que cuando caminamos a través del sufrimiento en esta mundo, Dios es digno de nuestra confianza y digno de nuestra devoción, digno de nuestra adoración. Y por eso quiero que nos demos la oportunidad de regocijarnos en Dios y adorar a través de cánticos y adoración durante la historia. Quiero invitar a estas personas que vengan aquí y ellos nos van a dirigir. Quiero invitarles a que participen en las canciones de adoración en la medida en que nos inter-dispersamos cantando algunas canciones comunes y muy conocidas acerca de la grandeza de Dios, con las imágenes de sufrimiento a en todo lo que circunda nuestra familia de fe. Escuche esto. La lista sigue y sigue. Es un hermano en esta familia de fe que ha pasado por enfermedad del riñón, diabetes, un ataque al corazón, falla del riñón, pérdida de la vista de un ojo, un trasplante de riñón, neuropatía severa, mielopatía, esclerosis espinal en ambas baja y alta espina, accidente cerebro vascular que ahora altera su balance, dejándolo tomando 43 pastillas por día y más de 100 unidades de insulina mientras vive en un agudísimo dolor con un habilidad limitada para caminar. Como si esto fuera poco, las luchas financieras que han tenido él y su familia de vivir de un salario con seis ceros a virtualmente quedarse sin dinero, y él escribe estas palabras. “Por qué es una buena descripción de gran parte de mi vida. Sigo preguntando por qué, egoístamente, resistiendo una relación más cercana con Dios, usando mi fachada dominical hasta que llegue al fondo. Sin dinero, mi salud deteriorándose rápidamente y sin lugar donde ir. Hasta el punto de querer terminar con mi vida. Fue en este punto que fui dirigido a mi Biblia y a mis rodillas. Estuve por meses preguntando por qué egoístamente, pero a través de Su gracia, El comenzó a enseñarme. El empezó a mostrarme cosas que nunca había visto antes y dándome un entendimiento de las cosas que nunca había logrado entender. Comenzó con un grupo de hombres que me amó, estudió conmigo y ministraban mi vida y eventualmente la pregunta cambió de por qué a qué me estas queriendo enseñar a través de todo esto y Dios respondió. El dijo, te estoy enseñando a vivir por fe. El es soberano. Mi vida no es más que una pieza de Su plan y porque El es soberano, no tengo por qué temer o preocuparme cómo todo esto se conjugará en mi vida, en mi salud y después. Solo quiero se obediente hasta que muera. Veo Su mano obrando en mi vida a través del sufrimiento y para citar a tu estudiante, “Sí, ha sido y vale la pena sólo para conocerle más y estoy seguro de que continuará así””

Página (Page) 12

algo malo para causar que esto suceda, ahora me arrepiento. No es de eso que Job se está arrepintiendo. ¿De qué se está arrepintiendo? La imagen es, que no se está arrepintiendo de un pecado que haya causado su sufrimiento, sino que se está arrepintiendo, es decir, está cambiando. De eso es que se trata. Literalmente cuando dice “me aborrezco” puede ser rendido, rechazo lo que he dicho. El está cambiando de la pequeña punto vista de Dios que tenía en su sufrimiento a la gran panorámica de Dios que tiene ahora. Nos arrepentimos del pensamiento pequeño acerca de Dios, y cambiamos al gran pensamiento acercad de Dios. Esa es la imagen aquí, y siento que es una confesión que cada uno de nosotros en nuestras vidas, en este salón puede y debería hacer, constantemente cambiar de una vista pequeña de Dios a una verdadera, real, buena y grande vista de Dios. Aquí la forma en cómo cambió. Nuestra reacción inicial es temor, esto nos lleva a cambiar de una vista pequeña de Dios a una gran vista de Dios y nuestra respuesta eterna es adoración. Usted lee el resto del capítulo 42 y verá a Job restaurado. Verá la salud de Job restaurada; la familia de Job restaurada, sus amigos restaurados, sus posesiones. Algunos han dicho, bueno, ese es el punto del libro de Job, confiar en Dios y te devolverán tus pertenencias. Hemos visto que ese no es el punto del libro de Job. Ahora, ¿Cuál es el punto, cuando todas estas cosas le son devueltas? Personas han dicho, bueno, esto en cierta forma minimiza el sufrimiento de Job. Le salió bien. No seamos tan trillados. No seamos tan trillados como para pensar que todo esto se llevó todo el sufrimiento que Job pasó. “No es gran cosas haber perdido tus hijos, Job, ahora tienes más cosas” No. Un sobreviviente del holocausto no ha minimizado su sufrimiento cuando se establece en una vida confortable en Europa o América. El sufrimiento aún es real. El efecto prolongado de eso, aún es real y están aquí en Job. Entonces, ¿Cuál es la razón de que este libro termine de esta manera? Creo que la escena está clara. Job 42 termina de esa manera para mostrarnos que el sufrimiento no tiene la última palabra. No tiene la última palabra. Existe una respuesta eterna aquí que no es el sufrimiento. Vientos que derribaron tu casa y mataron tus hijos, no es la última palabra para Job. Quemaduras y llagas en todo tu cuerpo, no es la última palabra. Dios tiene la última palabra sobre el sufrimiento. El cáncer no tiene la última palabra. El SIDA no tiene la última palabra, la enfermedad mental no tiene la última palabra, tornados, terremotos, huracanes y disparos en las escuelas no tienen la última palabra. Tragedias inesperadas no tienen la última palabra. Dios tiene la última palabra. La cruz no tiene la última palabra. Resurrección, última palabra. Dios tiene la última palabra siempre, y la belleza para el pueblo de Dios es que cuando atravesamos el sufrimiento, el sufrimiento no es el final. Dios es el final, El tiene la última palabra siempre, ese es el evangelio. Nuestra respuesta eterna , entonces, no es sufrimiento. Nuestra respuesta eterna es adoración, adoración, donde por siempre nos regocijaremos en nuestro Dios, por siempre. No se revuelque en el sufrimiento, en el dolor, en las lágrimas o en la dificultad. Por siempre, nos regocijaremos en nuestro Dios. Cada persona, cada hombre, mujer, estudiante, niño, niña; ¿Estás seguro que te regocijarás en Dios por toda la eternidad? ¿Tienes la seguridad de que cuando esta vida termine pasarás la eternidad con Dios libre del pecado, llanto, enfermedad, dolor y sufrimiento? Y la única forma de saber esto es a través del evangelio. Ahora, quiero preguntarle a cada persona si usted sabe eso con seguridad, y si no; si no puedes decir alguna tragedia inesperada me golpeó hoy en mi vida, no sé con seguridad a dónde me llevará, entonces quiero que sepas que el poder de este Dios es grande. El es justo, El es misericordioso, El es el creador de todas las cosas y El es el creador de tu vida. El es la única razón por la cual respiras en este momento.

Página (Page) 11

el 99.99% de ellos; por lo tanto, no tiene sentido para que estés parado donde estás y Me desacredites por Mi trabajo; mucho menos decirme cómo Mi trabajo se ve o debería verse, cómo debería dirigir el mundo. Conozco de todas estas cosas. Conozco estas cosas comprensivamente, y la belleza, basado en eso, no lo pierda, es que El conoce todas las cosas comprensibles, y segundo nos conoce a cada uno completamente. El Dios que conoce cada detalle en este mundo, cada detalle en nuestra vida. Quiero que eso te empape por un momento. El Dios que conoce exactamente cuándo el relámpago golpeará porque El le dice que lo haga. El Dios que conoce cuando el rocío se va a formar en una hoja porque El le dice que lo haga. El Dios que conoce exactamente cuándo este animal va a comer porque El le provee de alimento. El Dios que conoce donde habitan la luz y las tinieblas , ese Dios conoce cada detalle que está pasando en tu vida hoy. Y solo como si no hubiera nada en la creación que está fuera de Su guardia y Su cuidado, por favor escuche esto, especialmente si usted está caminando a través del sufrimiento, no existe ningún detalle, absolutamente, en tu vida que este fuera de Su guardia y cuidado hoy. El lo conoce todo. El te conoce más completamente que lo que te conoces a ti mismo. Esta es una imagen poderosa e íntima al mismo tiempo. Todas las cosas comprensibles. Cada uno de nosotros completamente. Tú conoces todas las cosas. Cuarta imagen de la revelación de Dios. Gran poder, propósito garantizado, Su conocimiento es perfecto, y cuarto, Su misericordia es personal. Hasta este punto, cuando vemos a Job hablando acerca de Dios es indirecto e impersonal, esa es la imagen que vemos hasta ahora, y quiero que escuchen su conclusión en el capítulo 42:5. Escuchen lo que él dice: “Mis oídos” Job dice: “De oídas te había oído, mas ahora mis ojos te ven” Este es el por qué Santiago 5:11, quizás quiera escribir eso, Santiago 5:11, da un comentario a lo que dijo Job y dice “Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor”, Santiago 5:11 dice “que el Señor es muy misericordioso y compasivo” esta es la porción que toma Santiago de Job.. El Señor es misericordioso y compasivo, Santiago 5:11. Esta es la imagen. Cuando caminamos a través del sufrimiento no estamos confiando, algún ciego, a una fuerza impersonal. Esa no es la imagen de Dios en Job. Estamos confiando en un Dios personal y misericordioso que está íntimamente involucrado con cada detalle de nuestras vidas. Su misericordia es personal. Ahora quiero que vean cómo Job responde a esto. Nos diga algo acerca de nuestra respuesta. Cuando vemos estas cosas acerca de Dios nuestra respuesta inicial, nuestra reacción inicial es temor. Job está aparentemente en silencio en los capítulos 32 al 42, especialmente del 38 -42 “Qué puedo decir, qué puedo decir”, usted no ve a Job diciendo muchas cosas en estos capítulos. Está silencioso. Esta en silencio ante la majestuosidad de Dios. Silenciado en temor a Dios. Ahora, sería un gran don que podamos llegar a este punto de temor a Dios sin caminar a través del camino que anduvo Job, sin embargo, la realidad es, lo que Las Escrituras nos enseñan es que no llegamos hasta este punto de temor hasta que hayamos atravesado una jornada como esta. Y otra vez, esa no es una verdad reconfortante si nuestro objetivo de vida es ser feliz y que las cosas vayan bien todo el tiempo y tener nuestra mejor vida, sin preocupaciones. Esas no son buenas noticias. Sin embargo, si nuestro objetivo es un conocimiento profundo de Dios, entonces estas son buenas noticias. No noticias fáciles, son noticias dolorosas, pero buenas noticias. Aquí es adonde Dios ha traído a Job. A verlo, a estar en silencio delante de El. Escuchen lo que él hace, en su temor, él dice: “Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza”. Nuestra reacción inicial es temor y luego arrepentimiento de nuestro pecado. Ahora, medite esto conmigo. Job dice “me aborrezco y me arrepiento en polvo y cenizas” ¿De qué se está arrepintiendo Job aquí? El no está, él no está cediendo a lo que sus amigos dijeron por 29 capítulos. Está bien Bilbad, Elifáz y Zofar están en lo cierto. Hice

Página (Page) 10

lo que dice Pablo. “Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte”. ¿Captó eso? Un mensajero de Satanás atormentando a Pablo. ¿Cuál es el resultado? Pablo se torna más fuerte, no más débil, él es fuerte, y el se gloría en Cristo por la obra de Satanás en él. Lo mismo pasa en Hecho capítulo 7 y 8. ¿Recuerdan cuando Esteban fue apedreado en hechos 7? Se desata la persecución contra la iglesia. Esteban es apedreado, Satanás dice “¡Já! Los atrapé, persíganlos, miren el terror que he traído a la iglesia” ¿Y qué pasa justo después en hechos 8? Iglesias dispersas a Judea y Samaria ¿Sabe alguien que estaban haciendo? Estaban predicando el Evangelio en todos los lugares a donde iban. Satanás ataca la iglesia; Dios hace avanzar la iglesia a través de Satanás. No es eso grandioso, todas estas personas viniendo a Cristo ahora. Miren esta imagen, es tan maravillosa. El intento de Satanás para atacar al pueblo de Dios solo sirve para el avance del propósito de Dios. Amó a Martin Lutero. Leí su biografía hace un par de semanas atrás. Martín Lutero y la Reforma enfrentando todo tipo de conflictos y ataques del papado, el ataque de Satanás sobre él, y quiero que escuche cómo los describe. Escuche lo que Martín Lutero escribe. “Tan pronto la palabra de Dios es conocida a través de ti” Lutero dice: “el mal te afligirá y hará de ti un doctor real y te enseñará por sus tentaciones a buscar y amar la palabra de Dios ¿Escuchó eso? Satanás, el demonio, enseñándote a amar la palabra de Dios”. El dijo, “Por mí mismo, oh, Papa , muchas gracias por tanto vituperio, presiones y por aterrarme a través de la ira demoníaca, ya que me han convertido en un mejor teólogo, guiándome a un objetivo que nunca hubiera alcanzado antes” soy mejor teólogo por Satanás. ¿Nota esto? No solo Satanás está operando sobre la base de un permiso divino de Dios, sino que esta haciendo realidad el propósito divino de Dios. Esta es la cruz, el evangelio. El intento de Satanás de atacar al Hijo de Dios sólo sirvió para proveer salvación a los hijos de los hombres. Alabado sea Dios. Esa es la imagen extraordinaria. El Hijo crucificado en la cruz, enemigos apuntalándolo en la cruz, burlándose de El, golpeándole, escupiéndole; un día feliz para Satanás, ¡Sí! El murió. Tres días después El está vivo, 2000 años después usted y yo estamos sentados en una sala cantando alabanzas a Dios. Toma eso, Diablo. Esta es la imagen aquí. Nada… no puedes frustrar el propósito de Dios. No puedes deshacer el propósito de Dios. No estoy diciendo que sea fácil cuando estamos atravesando el sufrimiento, cuando atravesamos el dolor, la lucha y la dificultad, y no puedes explicar qué está pasando; sin embargo la realidad es que el propósito de Dios se cumplirá. Su propósito nunca fallará. Nunca falla. Su poder es grande y Su propósito garantizado. Ningún plan Tuyo puede ser fustrado. Tercero, imagen de revelación de Dios. Su poder es grande, Su propósito garantizado. Tercero, Su conocimiento es perfecto. Job dice en el capítulo 42:3, “Tu pediste” así es como él empezó, empezó realmente en Job 38, “¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía”. Imagine esto, el conocimiento del hombre es limitado, siempre limitado. El conocimiento de Dios es ilimitado, siempre ilimitado. El conocimiento del hombre es imperfecto. El conocimiento de Dios es perfecto. El conocimiento del hombre es incompleto. El conocimiento de Dios es completo. Lo que esto significa es, número uno, Dios conoce todas las cosas comprensiblemente. Este es la razón de la jornada que Dios ha tomado en Job. Job existen cientos de millones de procesos que están pasando en el mundo en este momento, ahora mismo, y tu ignoras

Página (Page) 9

otro momento cuando sus amigos hablan aluden a Dios, ello mencionan la palabra Dios, El, Elohim, palabras que enfatizan la grandeza y el poder Dios, pero Jehová, este es el nombre del pacto para Dios, que enfatiza Su bondad, no solo grandeza sino que además enfatiza la bondad, Su amor hacia Su pueblo, Su compromiso con Su pueblo. Y la imagen que tenemos tan pronto Dios se dirige a Job es la imagen del Dios que ama a Job, el Dios que está comprometido con Job, el Dios que no es un enemigo de Dios, sino Dios como amigo de Job. Al llegar al capítulo 42:7-9, usted verá que Dios se refiera a Job como Su siervo, un término mucho más personal, el mismo término que vimos a Dios referirse a Job en1 y 2, ahora, El se está refiriendo a él otra vez, cuatro veces en esos cortos versos. Este es un buen recordatorio, espero que sea uno para nosotros también cuando pasamos por el sufrimiento, el Creador de todas las cosas y el Sustentador de todas las cosas y el Salvador de todo el mundo es también nuestro amigo. Si eso no te asombra, entonces conoces muy poco acerca de este Dios. Adore a Dios, el Único que llama al trueno, las nubes, la nieve y al granizo. El Dios que conoce donde habita la luz y la oscuridad. El Dios que dice al mar, a las olas, deténganse ahí y no pasen de ese lugar. El Dios que provee alimento al león y las aves. El Dios que creó todas las complejidades de los cielos y la tierra. Ese Dios es nuestro amigo. Esta es la imagen que tenemos aquí. Dios hablándole de forma amable a Job. El habla de forma ruda de los amigos de Job en el capítulo 42:7-9, pero habla amablemente a Job. Su poder es grande. Capítulo 42:2, “Yo conozco que todo lo puedes” esta es la imagen de Su poder, gran poder. Segunda imagen de la revelación de Dios. Su poder es grande, segundo, Su propósito es garantizado. Esta es la segunda parte del capítulo 42:2 “Su propósito está garantizado, Yo sé Dios que todo lo puedes” esta es su respuesta. “Y que no hay pensamiento que se esconda de ti”, esto es parte del propósito si no, el propósito primario del libro de Job, mostrarnos que Dios tiene un propósito en todo este escenario. Ahora, recuerden que Job está diciendo esto y él desconoce lo que pasó en Job 1 y 2 cuando dios tuvo la conversación con Satanás y le dio a Satanás permiso divino para afligirlo en esta forma. Job aún no conoce acerca de eso, pero él dice, yo sé, aún no pueda ver todo el propósito, sé que “no hay pensamiento que se esconda de ti” y la belleza para nosotros como lectores del libro es que tenemos la capacidad de ver todo el escenario. Vemos la victoria de Dios en toda la historia, la victoria de Dios a través de la victoria de Job. Aquí es donde llegamos a una verdad, que creo que encapsula toda la jornada que hemos visto durante las pasadas semanas y que ustedes tienen ahí en sus notas. Quiero que piensen sobre esto conmigo. Esta es una verdad asombrosa en el libro de Job. Satanás intenta atacar al pueblo de Dios. El intento de ataque de Satanás solo sirve para que el propósito de Dios se cumpla. ¿No es eso increíble? Piénselo conmigo. Llegamos al final de este libro y no solamente Satanás ha hecho todo lo que hizo con el permiso divino de Dios. Satanás ha sido utilizado para que el propósito de Dios se cumpla. Esta es una verdad asombrosa y está en todas las escrituras. No nos queda mucho tiempo para cubrir eso. Voy a leerlo y ustedes pueden escribirlo, 2da Corintios 12:7-10, ¿Recuerdan esto? Este es Pablo hablando del aguijón en su carne. Escuchen lo que él dice, escuchen atentamente, 2da Corintios 12:7-10 “Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera; respecto a lo cual tres veces he rogado al Señor, que lo quite de mí. Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad” Asi que escuche

Página (Page) 8

sufrimiento. Es vital entender la obra de Dios en el sufrimiento. El fin de esto es Su gloria. El es nuestro creador. El es nuestro sustentador. Tercero, El es nuestro salvador. Dios pausa en el capítulo 40 para darle una oportunidad a Job de responder. Job habla un poco y Dios continúa hablando. Verso 6 “Respondió Jehová a Job desde el torbellino, y dijo:” Capítulo 40:6 “Cíñete ahora como varón tus lomos; Yo te preguntaré, y tú me responderás”. Verso 8 “¿Invalidarás tú también mi juicio? ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú?” Recuerden, esto es lo que Job ha estado haciendo. El ha estado impugnando, difamando la justicia de Dios, el carácter de Dios en diferentes puntos. Y Dios dice, “Me estas desacreditando, ¿Me condenarás a mí, para justificarte tú? ¿Tienes tú un brazo como el de Dios? ¿Y truenas con voz como la suya? Adórnate ahora de majestad y de alteza, Y vístete de honra y de hermosura. Derrama el ardor de tu ira; Mira a todo altivo, y abátelo. Mira a todo soberbio, y humíllalo, Y quebranta a los impíos en su sitio. Encúbrelos a todos en el polvo, Encierra sus rostros en la oscuridad; Y yo también te confesaré Que podrá salvarte tu diestra” ¿Entiende este escenario? Job ha estado cuestionando la moral de Dios para gobernar el universo, y Dios vuelve su mirada a él y le dice: ¿Tienes tú la autoridad? ¿Tienes tú la sabiduría? ¿Tienes tú el poder para gobernar moralmente el universo? ¿Le dirás al hombre orgulloso que sea humilde? Si tienes la capacidad de si tienes la capacidad de salvarte a ti mismo, entonces me retiraré y observaré tu obra. Job no tenía idea acerca de la justicia de Dios y la forma moral en que Dios gobierna. Y lo que hace el resto del capítulo 40 y capítulo 41 es que El le dice a Job, si tu quieres gobernar el universo con tu autoridad, entonces permíteme traerte dos criaturas para que lo intentes y practiques, tu discurso. La primera creatura que trae es a Behemot, que literalmente se traduce Superbestia. La segunda criatura entra en el capítulo 41, especialmente, la mayor parte del 41, el Leviatán, palabra que es traducida literalmente como torcer o retorcerse. La mayoría de los estudiosos bíblicos han dicho que el Behemot es más parecido a un hipopótamo, y el Levitán es más parecido a un cocodrilo. En ese sentido les animo que vuelva a leer del 38 al 42 en algún punto, en serie durante esta semana, sólo léanlo y verán la imagen completa. Sin embargo, la imagen es majestuosa de estas dos criaturas, son traídas por Dios como ejemplo, y Dios dice: “No puedes manejar ninguna de las dos, mucho menos toda la creación” Vaya conmigo al capítulo 41:10 escuche lo que El tiene que decir. El está hablando acerca del Leviatán y El dice: “Nadie hay tan osado que lo despierte;” y la segunda parte del verso 10 dice: ¿Quién, pues, podrá estar delante de mí?” este es Dios. “¿Quién me ha dado a mí primero, para que yo restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío”. Dios es dueño de todo, Dios gobierna todo, Dios juzga todo, El juzga todo de forma correcta. Solo Dios puede salvar. Job, tú no puedes salvar. Puedo retirarme si tú crees que puedes hacerlo. El es el Salvador, Creador, Sustentador. Y cuarto, Dios es nuestro amigo. Ahora, aquí es donde quiero ser muy cuidadoso, porque si miramos todo esto y perdemos el punto donde comenzaremos eso, esto puede verse como una forma cruel de Dios cuestionar a Job, pero este no es el efecto que genera en Job. Vemos eso en su respuesta del capítulo 42, sin embargo, vuelva al capítulo 38:1, quizás quiera circular esto. Dice al principio, Capítulo 38:1, dice: “Entonces respondió Jehová a Job” quizás quiera subrayar esa palabra Jehová, porque esta es la segunda vez desde el capítulo 2, cuando vimos el sufrimiento de Job, que aparece esta palabra. En alguno que

Página (Page) 7

Y se vuelve cómico una vez más. Dios trae al Avestruz a la escena. “¿Diste tú hermosas alas al pavo real, o alas y plumas al avestruz?” Escuche esta descripción. “El cual desampara en la tierra sus huevos, Y sobre el polvo los calienta, Y olvida que el pie los puede pisar, Y que puede quebrarlos la bestia del campo. Se endurece para con sus hijos, como si no fuesen suyos, No temiendo que su trabajo haya sido en vano; Porque le privó Dios de sabiduría, Y no le dio inteligencia.” ¿Ve lo ridículo y sin sentido que es el Avestruz? ¿Sabe por qué el Avestruz no tiene sentido? Porque no le di sentido. Esta es toda la imagen. ¿Alguna vez te has preguntado acerca de cosas en la creación que no tienen sentido? Heather y yo estuvimos en Nueva Orleans esta semana pasada por algunos días y, - una nota al margen, les quería pedir que si aún no está orando por las personas de Nueva Orleans y el Sur de Luisiana. Muchas personas que significan mucho para nosotros están enfrentando todo una vez más, así que vamos a orar por ellos y sus familias. Estábamos en Nueva Orleans, y habíamos dejado a los niños allá. Habíamos estado en el acuario anteriormente, pero ahora tienen un nuevo museo llamado Insectario. ¿Alguna vez ha escuchado de él? Un insectario, en un Acuario usted ve peces, en el Insectario es todo un museo dedicado a insectos, y Caleb estaba muy emocionado, insectos, insectos, insectos. Así que fuimos a este museo, es decir, quiero hablarles acerca de la pregunta Por qué. Dios, ¿Por qué tantos insectos? Ya sé, ya sé que algunos de ustedes que son muy diestros en sus conocimientos de insectos y todos los efectos positivos que son en el mundo como resultado de ellos, pero no necesitamos ese gran numero de hormigas. No necesitamos termitas de todas esas, ¿como si hubiera algo positivo que venga por parte de millones y millones y millones de termitas? Estábamos mirando a estos insectos y diciendo, ¿por qué?, ¿por qué? Y el punto es que se señala el diseño de Dios. Ellos son de la forma que son porque Dios los ha diseñado de esa forma y El los sostiene para que sean así. Existen misterios en toda la creación Job que no puedes siquiera empezar a sondear. Dio es nuestro Creador, El es nuestro Sustentador. Volvamos al capítulo 38 antes de movernos al siguiente. Mire el verso 25, esto es importante. Usted sabe, hablando de cosas que son inútiles, escuche esto, verso 25, capítulo 38, lo leímos hace un momento, pero piense en esto conmigo, “Quién repartió conducto al turbión, Y camino a los relámpagos y truenos” escuche esto, “Haciendo llover sobre la tierra deshabitada, Sobre el desierto, donde no hay hombre,” ¿Por qué hace llover en tierra deshabitada? ¿Qué hay de bueno en eso? Nadie vive ahí, déjala que se seque, no pierda esto. Pudiéramos hacer esa pregunta porque en realidad creemos que el orden de la creación está intencionada para que gire entorno a nosotros. Y la imagen que Job 38:25 y 26 está dándonos es que Dios trae agua a la tierra aún esta no tenga ningún tipo de efecto sobre el hombre. El simplemente lo hace porque le place. Existen cosas que Dios hace en toda la creación que no giran entorno a nosotros en lo absoluto. De hecho, el punto central de la creación no gira entorno a nosotros. No gira entorno a ti o a mí. El diseño de Dios y la creación giran entorno ¿a quién? Dios. Todo gira entorno a El. Esto es grande cuando aplicamos eso a nuestro sufrimiento, entender que tú y yo no somos el fin de este juego, no somos el objetivo aquí. Dios es el objetivo y todo en este universo, todo en nuestras vidas gira no de forma primaria en nosotros, sino en primera instancia entorno a Dios. Ahora , las buenas noticias del Evangelio es que Dios nos ha creado para experimentar nuestra más profunda satisfacción en Su gloria, pero la belleza que estamos viendo en Job 38 y 39 es que Dios ha creado todo no para tu gloria o mí gloria sino para Su gloria y esto afecta radicalmente la forma en cómo atravesamos el

Página (Page) 6

lugar de las tinieblas, Para que las lleves a sus límites, Y entiendas las sendas de su casa? ¡Tú lo sabes! Pues entonces ya habías nacido, Y es grande el número de tus días. ¿Has entrado tú” aquí cambia “en los tesoros de la nieve, O has visto los tesoros del granizo, Que tengo reservados para el tiempo de angustia, Para el día de la guerra y de la batalla? ¿Por qué camino se reparte la luz, Y se esparce el viento solano sobre la tierra? ¿Quién repartió conducto al turbión, Y camino a los relámpagos y truenos, Haciendo llover sobre la tierra deshabitada, Sobre el desierto, donde no hay hombre, Para saciar la tierra desierta e inculta, Y para hacer brotar la tierna hierba? ¿Tiene la lluvia padre? ¿O quién engendró las gotas del rocío? ¿De qué vientre salió el hielo? Y la escarcha del cielo, ¿quién la engendró? Las aguas se endurecen a manera de piedra, Y se congela la faz del abismo”. Habla acerca de la lluvia, nieve y la escarcha. Luego habla sobre las estrellas Versos 3133. Más abajo en el verso 34, es hasta cierto punto cómico, escuche Dios dice “¿Alzarás tú a las nubes tu voz, Para que te cubra muchedumbre de aguas?” ¿Captó eso? Job ¿puedes levantar tu vista y empaparte cuando quieras? No, no, no puedes. “¿Enviarás tú los relámpagos, para que ellos vayan? ¿Y te dirán ellos: Henos aquí?” Aquí estamos, Los relámpagos vienen a ti, Job y dicen ¿a dónde quieres que vayamos Job? No, ellos no te dicen eso a ti, me lo dicen a Mí. Verso 36, “¿Quién puso la sabiduría en el corazón? ¿O quién dio al espíritu inteligencia? ¿Quién puso por cuenta los cielos con sabiduría? Y los odres de los cielos, ¿quién los hace inclinar, Cuando el polvo se ha convertido en dureza, Y los terrones se han pegado unos con otros?” Esta es la imagen. Lo que Dios está haciendo es que está hablándole a Job en un tour a través de los misterios de esta tierra, y El dice, Job, existen miles de millones de millones de misterios de esta tierra y en el cielo de los cuales no tienes la más mínima idea, y el misterio que has visto en tu vida es uno de miles de millones de esos misterios, y Yo los conozco a todos ellos y Mi poder reina sobre ellos. Los creé a todos. Note que esta es una imagen de humildad. Dios es nuestro creador, no sólo nuestro Creador, El es nuestro Sustentador. Usted ve un cambio en el verso 39. Usted pasa del mundo inanimado al mundo animado y tenemos esta imagen de los animales, y no solo Dios como el Único que los creó sino también como el que los sostiene. Escuche el verso 39 en el capítulo 38 “Cazarás tú la presa para el león? ¿Saciarás el hambre de los leoncillos, Cuando están echados en las cuevas, O se están en sus guaridas para acechar? ¿Quién prepara al cuervo su alimento, Cuando sus polluelos claman a Dios, Y andan errantes por falta de comida?” ¿Alimentas tú a los leones?” Esta es la imagen, los leones y las aves obtienen sus alimentos de, no tú Job, ellos obtienen sus alimentos de Mí. Dios es el Único que alimenta a cada animal en este planeta, no la “Selección Natural” sino la provisión sobrenatural. Cada animal en este planeta se alimenta de la mano de Dios, la Mano sustentadora de Dios. Al llegar al capítulo 39, “¿Sabes tú el tiempo en que paren las cabras monteses? ¿O miraste tú las ciervas cuando están pariendo? ¿Contaste tú los meses de su preñez, Y sabes el tiempo cuando han de parir? Se encorvan, hacen salir sus hijos, Pasan sus dolores. Sus hijos se fortalecen, crecen con el pasto; Salen, y no vuelven a ellas” No solo que El trae vida a la imagen y sustento a la vida, El controla la vida. Baje al verso 9, escuche la imagen del búfalo, “¿Querrá el búfalo servirte a ti, O quedar en tu pesebre? ¿Atarás tú al búfalo con coyunda para el surco? ¿Labrará los valles en pos de ti? ¿Confiarás tú en él, por ser grande su fuerza, Y le fiarás tu labor? ¿Fiarás de él para que recoja tu semilla, Y la junte en tu era?” ¿Puedes controlar el búfalo, Job? No.

Página (Page) 5

nuestra alma es encontrar un lugar y eso está en Dios. El es el tesoro. Esto es lo que el sufrimiento nos enseña, y como resultado no necesitamos explicación porque queremos revelación. Lo que regularmente queremos de nuestro sufrimiento es una explicación de parte de Dios. Lo que Dios nos da es una revelación de Sí mismo. Ese es el punto de Job 38-42, y por eso quiero que develemos esta revelación. ¿A qué entendimiento llega Job acerca de Dios? ¿Qué revela Dios a Job acerca de Sí mismo? Ante todo, Dios le revela a Job que Su poder es Grande. Vuelvan a Job 38, vamos a desenvolver esto. Job 38, hemos leído a través de 37 capítulos, en diferentes partes, y hemos visto a Job preguntado todo tipo de preguntas de Dios. ¿Por qué está sucediendo esto? ¿Dónde está Dios cuando esto está pasando? Haciendo todo tipo de preguntas. Quiero que vea cómo Dios le responde. Vea Job 38:1, “Entonces respondió Jehová a Job desde un torbellino” Aquí viene la respuesta de Dios, Job ha estado haciendo preguntas, aquí está la respuesta de Dios. El dijo: “¿Quién es ése que oscurece el consejo Con palabras sin sabiduría?” ¿Captó eso? A Job le está haciendo una pregunta, Dios responde y lo hace con ¿Qué?... Con una pregunta. Odiaba cuando mis padres hacían esto. “Mamá, Papá, quisiera hacerles una pregunta” y ellos me miraban y decían “Hijo, permíteme hacerte una pregunta” yo estaba así como, “No, no, no, no, soy yo quien está haciendo una pregunta no ustedes”. Así que es frustrante. Entonces, a Job le han hecho una pregunta, Dios dice: “¿Quién es ése que oscurece el consejo Con palabras sin sabiduría?” Ahora ciñe como varón tus lomos; Yo te preguntaré, y tú me contestarás. ¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia.” Y lo que empieza en el verso 4 y continúa hasta el final del capítulo 41 es una lista de alrededor de 70 preguntas que Dios le hace a Job. Usted está luchando con todas la preguntas que te has formulado acerca de las razones del sufrimiento y Dios le responde a Job diciendo “Tengo 70 preguntas para ti” ¿Qué está haciendo Dios aquí? Lo que El está haciendo es trayendo a Job a la compresión de cuán poco es el conocimiento acerca de quién es El. Está trayendo a Job a que entienda que El es mucho más grande de lo que Job se pueda imaginar o siquiera pensar. Esto es lo que El hace a través de estas preguntas. Ahora, lo que he tratado de hacer es poner 4 títulos primarios que atribuyen a, enfatizan en Dios sobre estos capítulos. Título número uno, Dios es nuestro Creador. Esto está en todos estos capítulos y especialmente en Job 38, que en donde quiero mostrárselos. Job 38, lo que dios hace es que El toma a Job a un paseo imaginario de los cielos y la tierra, y dice, “quiero que veas todas las cosas en todos los lugares, y quiero que veas Mí grandeza en todas ellas como El que las creó. Vean el verso 4 lo empezamos. “¿Dónde estabas tú cuando yo fundaba la tierra? Házmelo saber, si tienes inteligencia. ¿Quién ordenó sus medidas, si lo sabes? ¿O quién extendió sobre ella cordel? ¿Sobre qué están fundadas sus bases? ¿O quién puso su piedra angular, Cuando alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios? La imagen de la tierra, luego el mar, verso 8 “Quién encerró con puertas el mar, Cuando se derramaba saliéndose de su seno, Cuando puse yo nubes por vestidura suya, Y por su faja oscuridad, Y establecí sobre él mi decreto, Le puse puertas y cerrojo, Y dije: Hasta aquí llegarás, y no pasarás adelante, Y ahí parará el orgullo de tus olas?” El mar y la tierra. Luego llegamos al verso 19 que habla sobre luz y oscuridad, sólo vamos a leer algunos fragmentos. Verso 19: “¿Por dónde va el camino a la habitación de la luz, Y dónde está el

Página (Page) 4

cualquier intento, aún el mejor intento a tratar de responder esta pregunta al final se va a quedar corto, porque el hombre no puede explicar las formas de Dios perfecta y completamente. Ahora vimos un poco en el propósito de Dios en medio del sufrimiento la semana pasada en la respuesta de Eliú, pero la imagen es que queremos una explicación de nuestro sufrimiento de parte de Dios. Llegamos a Job 38-42, el clímax de este libro, el final de este libro, y lo que no va a encontrar es una explicación de parte de Dios. Dios no da explicaciones. Lo que queremos es una explicación de parte de Dios. Aquí está lo que recibimos. Recibimos una revelación de Dios, lo cual es una gran diferencia. Cuando usted llega al final de este libro lo que encontrará no es una respuesta teológica o justificación de parte de Dios acerca del por qué este sufrimiento está pasando. Usted ve todo tipo de preguntas a través del libro de Job. ¿Qué está pasando? ¿Dónde está Dios cuando esto está pasando? ¿Por qué esto está pasando? Todas estas preguntas qué, dónde, cuándo, por qué y cómo; sin embargo, la pregunta que domina el libro de Job, que es el punto del libro de Job no es ninguna de estas preguntas. No es qué, dónde, cuándo, por qué y cómo. La pregunta que domina este libro es quién. ¿Quién es el Dios que está detrás de todo esto? ¿Quién es el Dios que no es justo permitiendo que estas cosas pasen? ¿Quién es el Dios que ha ordenado que estas cosas pasaran en la vida de Job? Y esa es la pregunta que es respondida en Job 38-42. Ahora, esto es grande, el clímax de este libro, a lo que este libro nos está guiando es mostrarnos quién es Dios. Ahora, sin en nuestro sufrimiento queremos que las cosas estén bien, si nuestro objetivo es volver a tener nuestras pertenencias, si nuestro objetivo es lo que teníamos restaurado, si nuestro objetivo es tener los tesoros que disfrutábamos en este mundo de vuelta con nosotros, entonces no encontraremos estas respuestas satisfactorias. Sin embargo, sin nuestro objetivo es conocer a Dios, si nuestro objetivo es conocerle a El, si lo que está buscando es conocer a Dios más que tu próximo respiro, si esta es nuestro anhelo para conocer a Dios, entonces encontraremos que las respuestas son bastante satisfactorias. No puedo enfatizar la envergadura de esto. No puede ser sobre enfatizado. La mayoría de las personas, de hecho pudiera decir que la mayoría de los cristianos caminan a través del sufrimiento y el deseo es “sólo quiero que todo esté bien”. “Quiero que todo vuelva a la normalidad”, “Quiero que mis pertenencias vuelvan”, “Quiero que los tesoros que disfruto en este mundo vuelvan” grandes tesoros, salud, seres queridos, “quiero esas cosas de vuelta”. Mientras sea este nuestro objetivo, no encontraremos respuestas satisfactorias en el libro de Job porque no encontramos explicaciones aquí. En cambio, cuando el objetivo de nuestras vidas es Dios, no las cosas de Dios, sino Dios mismo, entonces por primera vez, el sufrimiento toma sentido porque el sufrimiento es la pérdida de todas esas cosas para encontrar un tesoro mucho más profundo en Dios. Mientras ese no sea nuestro objetivo entonces la realidad es, no pierda esto, nos encontraremos a nosotros mismo, cada uno de nosotros en este auditorio, nos encontraremos en un vacío y en una búsqueda sin fin del placer en las cosas, aún las mejores cosas de este mundo. Por el contrario, cuando encontramos nuestro tesoro en Dios entonces el sufrimiento como una realidad en nuestras vidas tomará un sentido glorioso y el sufrimiento nos guiará a ver quién es Dios y encontraremos en El un más profundo tesoro que el que hubiésemos podido imaginar. Lo cual es una gran diferencia. Entonces la pregunta es ¿Quién es el objetivo de tu vida? ¿Cuál es el objetivo de tu vida? ¿Son las cosas, aún buenas cosas, grandes cosas, grandes tesoros en este mundo o es Dios el objetivo de tu vida? Cuando el objetivo de nuestra vida es Dios, y para esto está intencionado el sufrimiento, guiarnos a ver el objetivo de todas las cosas y la satisfacción de

Página (Page) 3

BrookHills que los invitó a que adoren aquí. Eso fue tres días después de haber sido admitidos en UAB que esta familia se sentó en esta sala por primera vez y nos escucharon empezar la serie del sufrimiento. Esta madre, su esposo y muchos de los amigos de su hijo que había viajado hasta aquí, vinieron al altar esa mañana para que oráramos por ellos y por su hijo. El ahora tiene una traqueotomía y va mejorando más cada día, y su mamá escribió estas palabras. “Le dije al Señor cuando empezamos esta jornada de trasplante que no quería que pasara, y que si estaba en Su diseño por la vida de mi hijo entonces El tendría que llevarme en cada paso del camino, El ha sido tan fiel y hemos visto Sus huellas en cada aspecto de esta jornada. He aprendido que Dios me ha dado una linterna que me provee de la suficiente luz para la etapa en que estoy ahora; no obstante, mi carne desea un foco que me permita ver más adelante hacia donde Dios nos está llevando con este sufrimiento. El deseo del corazón de mi hijo es para que Dios sea glorificado en todo, y toda nuestra familia saca fuerzas de verlo sufriendo adecuadamente. Gracias desde el fondo de nuestros corazones por recordarnos buscar el amor de Dios, la sabiduría, misericordia y bondad mientras caminamos a través de este momento de sufrimiento” Estos representan dos de aparentemente incontables e-mails que he recibido esta semana de familias de ésta familia de Fe, y el reto de esta mañana es cómo resumir esos e-mails. No puedo leerlos todos. Los he leído, los detalles y las aparentes inimaginables situaciones abundan. A todo esto, nuestro objetivo es ver la historia en Job y la escritura, y luego de terminar eso, quiero que reflexionemos juntos y adoremos en las historias representadas a través de ésta familia de Fe. Y junto celebraremos el sufrimiento. Y sí, lo dije correctamente, vamos a celebrar el sufrimiento porque la realidad es, en estos e-mails que he leído esta semana y en el texto que estamos a punto de ver, veremos, y he visto algunas de las más grandes imágenes de Dios. Aquí es cuando Dios despliega Su grandeza. Hemos visto esto, Job 1 y 2, Sus sufrimientos y vimos la soberanía de Dios en medio del sufrimiento. Job 3-31, en los supuestos amigos de Job vimos la suficiencia de Dios en el sufrimiento, y llegamos al capítulo 38 en donde Dios mismo confronta a Job, y quiero que veamos el poder de Dios en el sufrimiento. Job 42 es la respuesta de Job a la confrontación de Dios, de manera que hablaremos, desde 38-41. Y luego quiero que leas conmigo el pasaje que será el fundamento desde el cual vamos a entender el resto de esta sección de Job. Job 42:1, quisiera que escuche lo que Job dice en respuesta a Dios. Escuche estas palabras. Job le responde al Señor: “Yo conozco que todo lo puedes, Y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; Cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; Te preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; Mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, Y me arrepiento en polvo y ceniza.” Dios, oramos para que Tu nos ayudes a entender estas palabras, no solo cómo se relacionan a Job, sino cómo se relacionan a nuestras vidas y el sufrimiento que está representando. Oramos para que nos ayudes con el poder de Tu Espíritu y La Palabra esta mañana a ver la gran imagen de Tu naturaleza y Tu carácter de manera que nos impulse a la adoración. En el nombres de Jesús, Amén. Job no ha hecho nada para merecer esto, entonces, por qué este tipo de sufrimiento le está pasando a él. Eso es lo que los amigos de Job han tratado de responder, en 29 capítulos. Aquí está la respuesta a ese por qué, ellos fallaron en su esfuerzo y nos mostraron que

Página (Page) 2

Serie (Series): ¿Por qué? (Why?)

Título (Title): “El evangelio, Propósito de Dios y sufrimiento (“The Gospel, God´s Purpose and Suffering”)

Parte (Part): 4

Conferencista (Speaker): David Platt

Fecha (Date): 08/31/07 Si tiene su Biblia, y espero que sí, le invito a que la abra conmigo en Job 42, ya que llegamos a nuestra última semana en esta serie a través de Job. “He tenido ocho cirugías de cerebro en los últimos ocho años. Empezaron cuando tenía 12 años. La primera cirugía no funcionó para nada. La segunda arregló el problema por cinco años, hasta que hubo un severo dolor de cabeza que me llevó a una tercera cirugía. Esa cirugía me dejó un dolor indescriptible, que no puedo comenzar a describir, y nueve meses después tuve otra. Esa duró por dos meses. Sin embargo, tuve otra cirugía de emergencia que le siguió a otra y luego a otra en un lapo de alrededor de diez días. ¿Ha sido una jornada agotadora? Sí, absolutamente, pero lo maravilloso de todo esto es que puedo decir, honestamente decir, que estoy agradecido de este viaje. Personas me mira como si estuviera loco cuando digo eso luego de contarles mi historia, sin embargo, estoy tan agradecido que he podido soportar esto, porque he experimentado la soberanía, intimidad y cercanía de nuestro Dios como muchas personas jamás han experimentado en toda su vida. Sé que el Señor no está atado a espacio, cercanía o lejanía. Desde mi perspectiva humana finita, fui atraído a acercarme al Señor, y El se acercó a mí con una incomprensible comodidad. Durante cada una de estas cirugías, aún aquellas cuando tenía 12 años, hubo paz mental que nunca podré describir. Sí, fue doloroso. Sí cuestioné qué estaba pasando, pero El me dio la gracia de decir: “Señor, Tu voluntad será hecha en Tu tiempo perfecto” Un familiar me escribió esto la semana pasada desde Carolina del Norte. Su hijo de 25 años batalló con una fibrosis quística toda su vida. El ha estado en largas, casi interminables combates en el hospital. En mayo del 2008, él recibió un doble trasplante de pulmón aquí en UAB (Universidad de Alabama en Birmingham). Luego a principios de agosto de este año tuvieron que volver corriendo a UAB porque tuvo un severo caso de neumonía. Su hijo estuvo en una situación crítica en UAB, conocieron a un miembro de

Página (Page) 1